La Procuraduría General de la Nación decidió abrir la indagación contra el contralor Granados para verificar unas denuncias del sindicato de la Contraloría de Bogotá.

El Ministerio Público, respecto a lo relacionado por el caso Odebrecht, dice que los hechos por los que es indagado ocurrieron cuando Granados era gobernador de Boyacá.

El artículo continúa abajo

En efecto, el contralor fue denunciado por el contrato para vía Puerto Boyacá-Chiquinquirá, obra que hoy, seis años después, no está lista, además de la aprobación de proyectos de infraestructura mientras ejerció como gobernador.

Sobre la presunta nómina paralela, Consejo de Redacción (CdR), a través de El Espectador, dice que Granados administra una nómina de 1.045 empleados públicos, entre quienes hay recomendados políticos, excandidatos a cargos públicos y más de un centenar de asesores externos.

Destaca CdR que durante el periodo de Granados han pasado por la nómina “las hijas de los magistrados de la Corte Suprema, Leonidas Bustos y Gustavo Malo, y hasta la exesposa de su padrino político, Germán Varón Cotrino”.