El dinero del Nobel se invirtió en el lugar equivocado y 4 opiniones más

Pulzo le recomienda algunos de los columnistas más destacados de este domingo en los principales medios.

 
Bob Dylan
Bob Dylan / Hannelore Foerster/Getty Images

Cuando un escritor recibe este reconocimiento ganan dinero él, la editorial, las librerías. Pero ¿Cuándo ese galardón se le otorga a un músico, quién más gana dinero, ahora que desaparecieron las tiendas de discos?, se pregunta Javier Ortiz Cassiani en su columna de El Heraldo.

Ortiz recuerda las palabras de Vargas Llosa: “Me gusta mucho como cantante, pero creo que ha sido una equivocación de la Academia Sueca. Tengo la impresión que la civilización del espectáculo entraba a la academia y me preguntaba si el próximo año le darían el premio Nobel a un futbolista”.

Ahora Dylan lo ha ignorado, lo tiene sin cuidado la dimensión del premio y tal parece que ni siquiera lo aceptará.

El derecho a morir, también para los niños

El mes pasado, por vez primera, un menor de edad pidió y recibió la eutanasia en Bélgica. Como era de prever, las protestas se reavivaron. Pero la ley belga respeta el derecho a la vida y, en circunstancias cuidadosamente definidas, el derecho a morir, explica Peter Singer en su columna de El Tiempo.

Al anunciar el primer uso de la ley por parte de un menor de edad, Wim Distelmans (director de la comisión federal belga sobre la eutanasia) señaló que la cuestión de la eutanasia infantil se plantea muy raras veces, y añadió que esto no justifica negar una muerte digna a quienes la pidan y cumplan los estrictos requisitos de la ley”.

Se usa la edad cronológica como una indicación aproximada de la capacidad mental pertinente, pero el caso de los menores que piden la eutanasia es distinto. En ese país europeo solo hubo un cao e los dos últimos años, por eso no es difícil llevar a cabo una investigación exhaustiva de la capacidad de esos pacientes para hacer el pedido, indica el columnista.

La disminución de la pobreza llega en medio de un buen desempeño económico

Una de las aproximaciones más utilizadas para medir la pobreza es la llamada pobreza monetaria, que establece un ingreso familiar mínimo, según el Dane este indicador por hogar durante el 2015 fue de 894.552 pesos, mientras que la pobreza extrema abarcaba a aquellos hogares que recibieron ingresos por debajo de 408.436 pesos, explica Jaime Bonet en su columna de El Universal de Cartagena.

Colombia disminuyó su tasa de pobreza del 49,7 % en 2002 a 27,8 % en 2015 y de pobreza extrema del 17,7 % a 7,9 % en el mismo periodo”.

El analista agrega que, de acuerdo con el DPS, a pesar del descenso en la tasa, aún hay 13 millones de personas en condición de pobreza por ingresos de los cuales 4,3 millones viven en el área rural.

Cabe la posibilidad de que gane Trump

Lo mejor sería estar preparados para lo peor. Que un personaje repugnante como él haya sobrevivido a sus mentiras grotescas, al manoseo y abuso contra decenas de mujeres, a la evasión de impuestos, a las muestras abiertas de racismo, demuestra que hay un gran malestar en la democracia de Estados Unidos, expresa Héctor Abad Faciolince en su columna de El Espectador.

La democracia funciona si hay más veces en que una pequeña mayoría de cordura termina derrotando a la locura”.

El escritor señala que el problema es creer que la democracia promete la felicidad para todos: el bienestar, la igualdad, la justicia y la bondad. Y la democracia no puede hacer eso.

El tapón del Darién, el obstáculo en la larga marcha hacia un sueño

Donde se une América Central con América del Sur está ubicado el tramo más letal y temido por aquellos que siguen la ruta hacia Estados Unidos, comenta Yoani Sánchez en su columna de El País de España.

Según la periodista cubana, para los inmigrantes extracontinentales, de Asia y África, superarlo resulta un esfuerzo mayor.

Sin hablar una palabra en español, ni conocer mayores detalles culturales de esta zona del planeta, los recién llegados chocan con una región donde lo real oscila entre lo maravilloso y lo siniestro. En la mayoría de los casos no llevan documentos de identidad y algunos pocos saben palabras como “agua” y “comida”.

Mientras saltan a las primeras planas las barcazas cargadas de refugiados en otras partes del mundo, el Darién apenas deja rastro en los medios de prensa internacionales.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: