La comunidad sepultó al pitbull que fue picado hacia las 11:00 de la mañana del pasado lunes y murió en el sitio. El hombre llegó con un shock anafiláctico y los médicos lograron estabilizarlo, por lo que ya está fuera de peligro y se recupera en el hospital local, informaron El Colombiano y El Espectador.

El hombre estaba eliminando la parte aérea de la vegetación, cuando las abejas lo embistieron a él y a dos perros que lo acompañaban, agregó el medio bogotano.

González aseguró que los animales se sintieron atacados en su hábitat natural, les molestó el tipo de trabajo agrario que estaba haciendo el individuo que fue herido, y por eso atacaron. “Normalmente si usted no les hace nada ellas no molestan, pero olores o ruidos fuertes si las hacen reaccionar”, según dijo a los medios.

El artículo continúa abajo

Un vecino de la zona le aseguró al medio antioqueño: “Esa persona estuvo con fiebre y vómito y casi no conseguimos con qué trasladarlo porque llamamos a los bomberos a las 11:00 de la mañana pero ellos solo llegaron hasta las 3:00 de la tarde”.

La capitana, por su parte, aseguró que la razón del retraso fue porque cuando recibieron la llamada a las 11:45 de la mañana, “dieron el nombre de otra vereda, La Corrala” y enviaron la ambulancia para allá.

Por último, los bomberos dijeron en El Espectador que desconocen si las abejas estaban africanizadas por lo que “organismos de socorro visitarán el lugar con equipos y herramientas para realizar un procedimiento que diagnosticará si se trata de una colmena de este tipo. De ser así, especialistas en el tema la trasladará a un lugar seguro, puesto que no se debe vulnerar una especie en peligro de extinción”.