Nunca antes el final de una Olimpiada dejó un vacío tan grande y 5 opiniones más

Pulzo le recomienda algunos de los columnistas más destacados del día en los principales medios nacionales e internacionales.

 
Mario Tama/Getty Images

Río 2016 fue una compañía casi obligada para miles de personas en el mundo

Terminaron los JJ.OO. y de pronto se produjo un vacío. Una sensación de vacuidad que no era la de los atletas y sus equipos de entrenadores, masajistas, etc., sino algo más vasto”.

Así inicia el editorial sabatino de El País, de Uruguay, a propósito de los Juegos Olímpicos “que Brasil sorteó con éxito”, logrando tener “en vilo a media humanidad a lo largo de veinte días”, y destaca el avance global de las justas:

“Lejos quedaron los tiempos en que el público que se deleitaba con estas competencias olímpicas y participaba de esa orgía de excelencia deportiva, se reducía al estrecho círculo de quienes acudían a los estadios y piscinas”.

“Cuando la barbarie se mezcla con la protesta social, las consecuencias pueden ser desastrosas”

Así reseña El Tiempo el cruel asesinato del viceministro del Interior de Bolivia, Rodolfo Illanes, a manos de un grupo de mineros, en medio de una manifestación social que se ha extendido a lo largo de la semana.

“Lo paradójico de todo esto es que este sector de las cooperativas mineras era un tradicional aliado del gobierno de Evo Morales”, destaca el diario capitalino en su editorial, donde pide “todo el peso de la ley” para los asesinos, y concluye:

Para lo demás, el presidente Morales, tan curtido en las luchas sociales y sindicales, con seguridad sabrá qué hacer”.

Acuerdo de paz con las Farc puede agravar los problemas centrales del país

Thierry Ways cita algunas de las frases con las que se acompañó la presentación de los acuerdos y considera que “le estamos colgando tantas expectativas al acuerdo con las Farc que casi estamos garantizando que será una desilusión”.

Aunque destaca el final de las Farc como grupo armado, el columnista de El Heraldo tiene claro que ‘la paz’ no llegará de la noche a la mañana y sugiere que problemas como la corrupción, “el clientelismo y la poliporquería”, la ilegalidad, el narcotráfico y el “anticompetitivo” régimen tributario del país están lejos de cesar.

Tomarse el poder por las armas era más difícil que hacer un tacto rectal a un elefante

Así lo expresa Luis Noé Ochoa en su columna de este sábado en El Tiempo, en donde además admite que si el acuerdo lo había logrado Uribe y  ‘Timochenko’ también lo hubiera apoyado.

Por esa razón, el columnista afirma que quienes “impulsan el ‘No’, si no lo hacen con seriedad, se van a ver como los que ofrecen marihuana en una piñata”.

Pero también pidió que el Gobierno y las Farc no aparten a las víctimas del conflicto y que se les reconozca lo que perdieron con dignidad e igualdad.

Se batieron banderas blancas porque se van a salvar vidas, a evitar masacres, atropellos a las mujeres, secuestros, reclutamiento de menores; porque habrá menos desplazados, menos petróleo en los ríos, nuestros campesinos podrán trabajar un poco más tranquilos”.

Rechazar el acuerdo nos devolverá a un punto cero

Adriana La Rotta quiere dar claridad sobre lo que pasaría si gana el ‘No’ en el plebiscito del 2 de octubre. Si esa opción prevalece el acuerdo no se revisará ni enmendará porque eso es “impracticable”, afirma la columnista en su espacio editorial en El Tiempo.

Esto en reacción a las palabras del expresidente Álvaro Uribe Vélez que aseguró, empleando, según ella, las “tácticas de miedo” usadas por los llamados “enemigos del proceso de paz”.

Se trata de “entender que esa tercera opción con apariencia de ecuanimidad que plantea el Centro Democrático no existe y es simplemente un artificio para hundir el acuerdo de paz. Si los colombianos quieren votar ‘No’, están en su derecho. Pero que no lo hagan porque les han hecho creer la falacia de que hay una alternativa mejor”, comentó La Rotta

No hay motivos para deslegitimar a la Corte Suprema en caso del exministro Arias

No existen elementos que sirvan para comprobar que el alto tribunal de justicia actuó en el caso de Andrés Felipe Arias, capturado en Estados Unidos por orden judicial, motivado por compromisos políticos con el presidente Juan Manuel Santos.

Así lo expresa el editorial de este sábado de El Espectador. “No puede pretenderse que cualquier decisión en contrario sea recibida descalificando las intenciones del órgano que la expide”, asegura.

Y agrega que “en ausencia de pruebas contundentes al respecto, y ante la existencia de irregularidades evidentes, no hay motivos para deslegitimar el actuar de la Corte, y las autoridades, con la captura de Arias, lo único que están haciendo es cumpliendo la ley”.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

Comenta con Facebook: