El sumo pontífice iba en un carro negro con la ventana abajo. Cuando vio a los dos menores, les hizo señas para que se acercaran a él.

El primero que lo hizo fue David, quien lo saludó y le entregó un regalo de bienvenida, informó Noticias Caracol. Ante ese gesto, el papa le agradeció, le pidió que orara por él y lo bendijo.

El artículo continúa abajo

Entre tanto, el pequeño Isaac indicó a ese noticiero que su mamá fue la que tuvo la idea de vestirlo como el sumo pontífice.

En entrevista con Blu Radio, añadió que “tenía muchas ganas de ver al papa” y que tan pronto el santo padre lo saludó, se emocionó.

Este es el momento en que el papa detiene su vehículo para bendecir a los dos niños:

Vale la pena recordar que en su visita a Villavicencio, el santo padre también hizo parar el papamóvil para bendecir a un hombre y a su hija. Esto sucedió durante su recorrido por el sector de Catama,