Heridas cortantes no explican muerte de vigilante de edificio donde murió Yuliana

La Fiscalía y Medicina Legal harán más estudios para encontrar las verdaderas causas del fallecimiento del celador.

 
Equus 66
Google Street View.

“Las lesiones infringidas en el cuerpo, que fueron halladas a nivel de miembros inferiores, a nivel de las articulaciones de las manos y a nivel del cuello, ninguna de ellas reviste la gravedad para explicar la muerte”, aseguró el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, en rueda de prensa este lunes en Bogotá.

Además, dijo, la causa de la muerte se encuentra en estudio y para ello se continúan haciendo estudios de histopatología, de química y toxicología para que en los próximos días se pueda determinar.

Más noticias

Un funcionario del Grupo de Documentología y Grafología del Departamento de Criminalística del CTI de la Fiscalía certificó que la letra de la carta de suicidio que dejó el vigilante, y que fue hallada en el lugar de los hechos el viernes pasado, es legítima y coincide con otros registros de Fernando Merchán.

“Esos dos documentos de una presunta despedida de este señor realmente corresponden a los rasgos de caligrafía que él tenía en vida”, agregó la Fiscalía.

El ente acusador, así mismo, encontró inconsistencias entre la versión de los hechos que dio el vigilante, lo registrado en el libro de visitas del edificio y lo que ha podido verificar.

“Presuntas inconsistencias en lo que el señor Fernando Merchán Murillo le había dicho a la Fiscalía General de la Nación y lo que había registrado en libros de este edificio, presuntas inconsistencias frente a la verdad que ha ido encontrando la Fiscalía con pruebas tangibles respecto a lo que sucedió ese día”, sostuvo Luis González, director de seccionales de la Fiscalía.

Así mismo, el ente acusador informó que continúa la investigación respecto a la responsabilidad de los hermanos Uribe Noguera en los hechos.

Cabe recordar que la pequeña Yuliana Samboní, de 7 años de edad, fue encontrada muerta hace 8 días en el edificio Equus 66, en un exclusivo sector de Bogotá, y el presunto homicida es Rafael Uribe Noguera, que se encuentra recluido en la cárcel La Picota, a la espera de la decisión de la justicia colombiana.

El hecho, que mereció el repudio de los colombianos, cobró mayor importancia tras el presunto suicidio del vigilante el viernes pasado.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - Fiscalía
  • - Medicina Legal

Comenta con Facebook: