El caso se registró el pasado domingo sobre las 7:00 de la noche en la estación de la Candelaria, en el centro de Medellín (Antioquia), y el joven de 24 años, identificado como Sebastián Quintero, alcanzó a ser trasladado a un hospital en donde falleció este lunes, de acuerdo con El Colombiano.

Según dijo a ese medio el subcomandante de Policía del Valle de Aburrá, coronel Carlos Ramírez, el parte médico arrojó que Quintero murió por golpes que le propinaron en la cabeza, y que los agresores “estaban en el mismo lugar (estación de Policía)”.

Por el momento, autoridades investigan una versión que apunta a que el joven fue agredido supuestamente por negarse a pagar una extorsión a otros detenidos, agrega Telemedellín.

El artículo continúa abajo

Este caso volvió a encender las alarmas sobre graves problemas de hacinamiento en las 21 estaciones de Policía del Valle de Aburrá, problemática que fue calificada como “indigna” ya que en estos sitios de paso hay personas que llevan más de un año esperando traslado a una cárcel, según dijo a ese medio el Defensor del Pueblo regional, Jaime Zapata.