El mayor Luis Carlos Urrego, comandante de la Policía de Infancia y Adolescencia, aseguró en Noticias Caracol que, por descuido, el hombre dejó la escopeta al alcance de los niños y ellos la tomaron para jugar. El menor de 13 años la accionó por accidente e hirió a su hermano.

De acuerdo con el informativo, el niño de 9 años sufrió una herida en el tórax y otra en el cuello, y fue trasladado al hospital de Meissen, en el sur de la capital. Allí permanece bajo observación por su delicado estado de salud, mientras que su hermano está bajo protección del ICBF.

El artículo continúa abajo

El comandante Urrego indicó al noticiero que el propietario de la escopeta no tenía los permisos respectivos, por lo que fue capturado por porte ilegal de armas y fue dejado a disposición de la Fiscalía.

Asimismo, en entrevista con City Noticias, señaló que el ICBF abrió un proceso de restablecimiento de derechos para evaluar si los padres tuvieron algún tipo de responsabilidad en el hecho.