Los periodistas no podemos ser productores de propaganda: Daniel Coronell

Ni acompañar el optimismo, sino lo contrario, buscar lo que está mal y denunciarlo porque ese es el verdadero propósito del periodismo.

 
Los periodistas Jorge Ramos y Daniel Coronell
Instagram

El vicepresidente y director ejecutivo de Noticias de Univisión –que por estos días presenta en Colombia su libro ‘Recordar es morir’–, aseguró que en el país sigue siendo peligroso ejercer el periodismo, pero no el que reproduce comunicados, sino el que tiene sentido social.

Temas relacionados: 

El propósito del periodismo no es que se haga justicia, es exponer hechos. Lo que tiene que hacer el periodismo es ser un contrapoder, buscar hechos que alguien poderoso quiere ocultar; eso hace que nuestro oficio tenga sentido social, no las consecuencias políticas que se desprendan o no”, aseguró en una entrevista para El Espectador.

Coronell, que en casi 25 años de trayectoria profesional ha ganado 5 premios de periodismo Simón Bolívar por destapar secretos y escándalos de todo orden, advierte que la meta no es lograr la dimisión de altos funcionarios del Gobierno, sino buscar “la veracidad y hacer el máximo esfuerzo para entregarle a la sociedad lo que está pasando”.

Porque los periodistas, cuando hacen bien su trabajo o cuando no caen por culpa del peso de los intereses políticos y comerciales de los medios para los que trabajan o son víctimas de amenazas de grupos armados, líderes locales o de presiones, no pueden dejarse “convencer de que hay que callar cosas en beneficio de intereses supremos, como la paz”, afirmó.

Y es que, en caso de que surjan voces que discrepen sobre el papel del periodismo en la búsqueda de la paz, Coronell dice que si el proceso con las Farc no es sólido y se hunde ante la verdad que pueda revelar el periodismo, esa no sería culpa de los periodistas, sino de la falta de firmeza del proceso que se ha construido en La Habana, sostuvo el director de noticias y columnista de la revista Semana.

Pero agrega que, no obstante la multiplicidad de amenazas que deben soportar los periodistas -sobre todo quienes trabajan en las regiones-, no son los paramilitares, ni los guerrilleros o los delincuentes comunes los agentes más peligrosos para la libertad de prensa y la vida de los comunicadores, “lo más peligroso para un periodista es investigar la corrupción administrativa, porque hay gente dispuesta a matar por preservar su dinero sucio”, precisó.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: