La decisión judicial se tomó pese a que la Fiscalía lo llamó a juicio para que responda por los delitos de cohecho e interés indebido en la celebración de contratos con la multinacional brasileña. Melo quedó en libertad porque el juez consideró que no podía obstruir la justicia.

La defensa del exdirectivo había argumentado que después de finalizar la recolección y revelación de las pruebas en su contra, y al estar cerca del juicio no se justificaba la privación de su libertad en un centro carcelario. La Fiscalía y la Procuraduría apoyaron la petición, que fue aprobada por el juez, señaló La República.

Según la investigación, Melo habría acordado el pago de 6,5 millones de dólares al ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales, para adjudicar a Odebrecht el segundo tramo de la obra de la Ruta del Sol.

El artículo continúa abajo

“El próximo 31 de enero a las 9:00 a.m. se adelantarán las audiencias preparatorias a juicio a José Elías Melo, quién además anunció su deseo de no asistir a las diligencias relacionadas con el proceso penal mientras se realizan las diligencias judiciales”, agregó LA FM.