La paz está lejos por culpa del clan de los Úsuga y más opiniones para que forme la suya

Las bandas criminales y su poder en las negociaciones con Farc y Eln, ocupa la atención de los principales columnistas del país.

 
Semana

Cafesalud se ha convertido en un infierno para miles de pacientes

La periodista María Jimena Duzán se refiere a dos de los mayores problemas del sistema de salud pública del país: la burocracia y la corrupción. Esto  a través de la lucha de Flor Ángela Ospina, una paciente de alto riesgo para la EPS Cafesalud,  que debido a una cirrosis biliar, requirió el trasplante de un hígado para salvar su vida. A pesar de que un juez falló a favor de la paciente, la EPS ha puesto todo tipo de obstáculos en su camino para impedir los exámenes y negar los medicamentos pre y poscirugía, señala su columna en Semana. Esto para indicar que para las EPS los pacientes de alto riesgo son considerados un inconveniente financiero, pero que eso no ha impedido que directivos como Guillermo Grosso “recortaba servicios médicos a pacientes, redecoraba oficinas por 251.000 millones de pesos”, sentenció.

Que alguien le recuerde a Fidel que es un náufrago en su vejez

El líder de la revolución cubana y el padre de todas las guerrillas latinoamericanas entró, desde hace mucho tiempo, en una suerte de incoherencia  de la que ha quedado suficiente muestra con el artículo que publicó en Granma a propósito de la visita de Obama  a la isla, destacó el columnista Antonio Caballero en Semana. El periodista destacó que siempre ha admirado a Castro, pero que ya es hora de alguien le diga al hombre de 90 años, que ya es el momento de abandonar su respetable aura de político e intelectual. Titular dicho artículo como ‘El hermano Obama’ es una muestra más que valida sobre el estado del exlíder de la revolución cubana.

La gran paradoja es que las bacrim estén fuertes gracias a sus negocios con la guerrilla

Esto lo dice el periodista Mauricio Vargas en El Tiempo. Para el columnista resulta incomprensible la levedad con la que el Gobierno de Santos afronta las amenazas de esta banda criminal, al tiempo que dice avanzar en dos frentes por la paz. No sería extraño encontrar que el proceso anunciado con el Eln sea tan o más largo y dispendioso que el proceso con las Farc. Vargas tampoco cree en las capacidades negociadoras de Frank Pearl, sobre quien dice no “tener ni la templanza ni los galones de un Humberto de la Calle o de un Sergio Jaramillo” y más bien “suele pecar de optimista, y eso es muy malo en estas lides”, señaló el columnista. El Gobierno solo está pasando el trago amargo de no contar con la aprobación de toda la opinión pública y en medio de la confrontación armada, destacó Vargas.

Se requieren acciones efectivas para que no renazca el paramilitarismo

El exministro de Hacienda, Rudolf Hommes, ha dicho en su columna en El Tiempo que tanto el Gobierno como las Farc, tendrán que sumar un esfuerzo adicional para alcanzar un acuerdo de seguridad que garantice la vida de los combatientes desmovilizados, los activistas sociales y de derechos humanos cuando finalmente se asome el posconflicto en Colombia. Pero les recuerda a las partes, que ya se agota el tiempo y que las elecciones están a la vuelta de la esquina. “El país no puede quedar paralizado indefinidamente, esperando a que la negociación de La Habana culmine cuando digan las Farc”, destacó Hommes.

Las opiniones de Antonio García y Pablo Beltrán, del Eln, son tan irrelevantes como las de Natalia París

Si a la modelo paisa le llueven toda suerte de críticas por opinar sobre temas que no conoce, lo mismo podría pasar a los voceros y líderes de la guerrilla guevarista del Eln cuando hablan sobre “víctimas, participación, democracia para la paz, garantías políticas, etc., cuando lo que han hecho todas estas décadas es precisamente victimizar a los civiles y reprimir a bala limpia a cualquiera en las regiones que no les copie en sus decisiones políticas”, destaca Gustavo Duncan en El País de Cali.

Mintic se quedó dormido ante la variabilidad del clima

“El país necesita crear habilidades y capacidades humanas para implementar y hacer seguimiento de cualquier medida de adaptación al cambio climático relacionada con aplicaciones, equipos e infraestructura”, comentó Ricardo Lozano en su columna en El Colombiano. Esto porque, al parecer, la nación se quedó atrás en su capacidad de implementación de nuevas tecnologías para afrontar las transformaciones del clima, cosa que los africanos ya lo están haciendo. El sector privado está dejando pasar una oportunidad interesante para sacar provecho de la crisis y avanzar hacia un escenario donde la innovación sería la mejor respuesta a los problemas que afrontan las regiones más golpeadas por los efectos del clima, señaló el columnista.

El país en la visión crítica de algunos de sus más ácidos caricaturistas

Vladdo

Rubius

El Colombiano

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: