Una mujer identificada como Andrea Torres contó a Noticias Caracol que los sujetos abordaron el bus articulado y se tomaron el último vagón amenazando a los pasajeros con armas blancas.

“Yo iba en el vagón de adelante con mi bebé -mi bebé tiene un año y medio- cuando todas las personas de los vagones de atrás se vinieron corriendo al vagón de adelante. Decían: “auxilio, ayuda (…) “abra la puerta, cierra la puerta”, es decir, daban como muchas instrucciones al conductor”, relata la mujer.

La tensión se incrementó cuando 4 de los presuntos asaltantes golpearon los vidrios del bus con palos y amenazaron a los pasajeros con machetes, mientras que otros 2 impedían que el articulado iniciara la marcha.

Tres o 4 personas eran morenos, jóvenes, más o menos de entre los 18 y 22 años, notablemente no eran bogotanos, ni eran de acá”, añadió la testigo al noticiero sin agregar más detalles del incidente que fue reportado a Transmilenio a las 8:30 de la noche.

El F19 no para en la 22

La testigo afirma, según Noticias Caracol, que el incidente se presentó cuando el bus cumplía su paso por la Caracas con calle 22 y al hacer fila, presumiblemente en esa estación, al menos 6 sujetos se subieron al vehículo.

Sin embargo, según el mapa del Sistema Integrado de Transporte (Sitp) el F19 (Portal Suba-Banderas) no tendría por qué detenerse en ese lugar o abrir las puertas si está detenido en el semáforo.

El artículo continúa abajo

El bus tiene paradas programadas en las estaciones Avenida 19 y calle 26 y, por consiguiente, debería pasar de largo por la estación de la calle 22.

Tanto el relato de la testigo, como el del periodista y hasta del coronel Néstor Melengue, comandante de la Policía de Transmilenio, no explican este detalle ni tampoco aclaran por qué se frustró el robo masivo.

En lo que va del año, la Policía ha capturado a 110 personas por el delito de hurto en el sistema. En 2017, según cifras suministradas por la Policía Metropolitana, el número fue de 1.116 personas capturadas, destacó el noticiero.