Después del ataque, el Grupo De Rescate de la Policía (Polsanar) atendió a los animales.

Desafortunadamente, Negro no pudo sobrevivir a la explosión. No obstante, Polsanar sí logró salvarle la vida Stiven.

El artículo continúa abajo

Los 2 perros callejeros frecuentaban esa comisaría buscando comida y contaban con el cariño de los policías del CAI (Centro de Atención Inmediata) de San José, informó Semana.

Además, la Policía Nacional precisó, en su cuenta de Twitter, que Stiven “acompañaba todos los días a los uniformados en las formaciones”.

Según Semana, posteriormente “Stiven fue revisado por un veterinario que dijo que está fuera de peligro”.

Mediante un tuit, Jorge Nieto, general de la Policía Nacional, reconoció el acto heroico de los uniformados.

El atentado dejó 5 policías muertos y más de 40 heridos. La víctimas fatales tenían entre 24 y 31 años de edad.

La Policía está ofreciendo 50 millones de pesos para capturar a los responsables del ataque.