Después de borrar la foto, Germán Vargas Lleras publicó otras tres en las que no aparecen policías muertos. En una solo se ve la sangre que quedó después del atentado.

El artículo continúa abajo

Petro, por su parte, se abstuvo de seguir publicando fotos.

El ejemplo de Vargas Lleras y Petro, que seguramente se dieron cuenta de su imprudencia, no fue seguido por los representantes Álvaro Hernán Prada y María Fernanda Cabal. Tampoco por José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan y esposo de Cabal, que aún tienen en sus cuentas de Twitter la foto.

Twitter
Twitter
Twitter