La denuncia fue formulada por los estudiantes de esa misma universidad, Sebastián y Alejandro Lanz, quienes también son activistas de los derechos de la comunidad homosexual, señala Semana.com.

Ahora, Torres deberá acudir a una audiencia de imputación de cargos el próximo 25 de mayo en la Fiscalía que lo investiga por el delito de amenaza agravada.

Según el fiscal delegado para asuntos de la comunidad LGBTI, Mauricio Noguera, las críticas de Torres contra los activistas Lanz en las redes sociales se convirtieron en amenazas contra su integridad física.

Loca, drogadicta, afeminada, Sebastián Lanz, la perra prostituta”,

decía uno de los mensajes en la red social Grindr.

En otro de los mensajes los amenazaba con desfigurarles la cara con ácido si proseguían con sus actividades en favor de esta comunidad.

Agrega Semana que la Universidad les ofreció apoyo legal y protección cuando se encuentre en el campus de esa institución.

Andrés Torres no es congresista, por lo que no cuenta con un fuero ara su proceso, y es hijo del diputado del Quindío Jorge Torre Velásquez, del partido de La U.