Campesinos piden ‘agua antes que petróleo’ para frenar explotación en Boyacá

Unas 2.000 personas de varias poblaciones del departamento sentaron su voz de protesta contra empresa petrolera que los está invadiendo.

 
Explotación petrolera
Así están transformando la montaña, lugar sagrado para campesinos que habitan allí. / Foto: Colectivo por la Defensa de la Provincia de Sugamuxi/Contagioradio

La congregación de campesinos se dio durante la segunda Audiencia Pública Ambiental que se realizó el pasado fin de semana en el municipio de Pesca, en Boyacá, con el propósito de “exigir la revocatoria de la licencia ambiental otorgada por la ANLA a la multinacional francesa Maurel & Prom, para extraer petróleo en 8.033 hectáreas aledañas al Lago de Tota”, informa Contagioradio.

“Se escuchó en la voz de 99 % de los y las campesinas asistentes, que no quieren más a la petrolera en el territorio”, confirmó a ese medio Patricia Corredor, una de las líderes del Colectivo por la Defensa de la Provincia de Sugamuxi.

Si bien la multinacional cuenta con los permisos de ley para explotar el terreno, y según dijo la coordinadora social de Maurel & Prom Diana Cortez la empresa modificó el proyecto para reducir el impacto ambiental, lo que más preocupa a las comunidades es que el agua para el funcionamiento de las plataformas se tomará de la cuenca del lago, advierte el portal Trochando Sin Fronteras.

Por su parte, el gobierno de Boyacá, en cabeza de su gobernador Carlos Amaya, se sumaron a la solicitud de revocar la licencia con una frase contundente que resuma el sentir de la comunidad: “¡En Boyacá no cambiamos agua por petróleo!”.

Más noticias

Con este rechazo casi que nacional, pues la discusión también se trasladó a las redes sociales y la reacción fue, en parte, la misma, habitantes de Pesca, Tota, Betania, Firavitoba, Iza, Sogamoso, entre otros, esperan que en los próximos meses la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) haga efectiva la cancelación del permiso de explotación.

“Hay que detener el daño ambiental causado, desde hace cuatro años por Maurel & Prom. Campesinos se quejan de que sus viviendas estén destruidas por la exploración sísmica, las fuentes de agua se están secando, los sellos que mantienen el nivel freático de la montaña se están rompiendo, es un desastre ambiental sin precedentes para la zona”, concluyó la dirigente política de la Unión Patriótica Aída Avella, que estuvo en la audiencia, de acuerdo con Semanario Voz.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: