Dos miradas diferentes sobre estado de cancha del Campín tras concierto de Bruno Mars

El Distrito asegura que la gramilla no sufrió daños, pero Javier Hernández dice que eso solo se puede saber con el paso de los días.

Estadio el Campín
Estadio el Campín antes y durante el concierto| Twitter / Pulzo

En la mañana de este miércoles han circulado varias fotos sobre cómo quedó la grama del estadio luego de la presentación del artista hawaiano en Bogotá. El alcalde Enrique Peñalosa quiso demostrar el aparente buen estado de la cancha con una imagen que publicó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Orlando Molano, director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte, aseguró que luego de levantar las estibas que acondicionaron para proteger la grama, está “perfectamente”. Incluso aseguró que las estibas, que son unos tableros de plástico que tienen unas perforaciones para que la cancha respire, “hacen mejor fotosíntesis, por lo que el pasto crece un poco más de lo normal” y en la noche “creció 12 milímetros”, indicó en Blu Radio.

El artículo continúa abajo

Molano agregó que la cancha está en “perfectas condiciones” para los partidos de semifinales que se jugarán sábado y domingo en el Campín, y que los jugadores no tendrán razones para quejarse.

Sin embargo, Javier Hernández dijo en esa emisora que duda de las aseveraciones del Distrito. Explicó: “Depende de en qué momento mire usted la cancha. Usted la protege hoy, pero los daños interiores son los que usted no puede calibrar. Los daños se sienten a mediano y largo plazo y afectan las estructuras de todas las canchas del mundo que no tienen la remoción que tiene, por ejemplo, la cancha de Mar del Plata, donde le quitan la gramilla y lo convierten en un sitio de conciertos”.

El periodista criticó que en estos eventos se contemple el terreno de juego como parte del espectáculo, y no se utilicen solo las tribunas.

Agregó que los daños se evidenciarían mucho más con las fuertes lluvias que han caído en la ciudad, pues se podrían presentar “inundaciones como las de hace tres meses”. Esto porque “una cosa es la gramilla superficialmente que se protege con una lona, y otra cosa es la estructura de la cancha por el peso que le meten”.

En el mismo sentido, Aurelio Suárez, panelista del medio, calculó que la cancha aproximadamente soportó 500.000 kilos de peso, de las 10.000 personas que estuvieron de pie y saltando sobre la gramilla [suponiendo que cada asistente pesara solo 5o kilos, lo que significa que la cifra es mayor], y que “eso no sale en una foto”, y que no se trata de “mire cómo quedo de bonita”, sino que se habla de la “presión que recibió abajo la estructura de la gramilla, debajo del césped”, y eso “se ve con el tiempo”.

Finalizó: “Cuando los jugadores [el fin de semana] digan que no tuvieron problemas entonces yo le creo al doctor Molano”.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error