El absurdo de exigirle huellas dactilares a exmilitar amputado en la guerra

El atleta paralímpico relata que a pesar de cumplir con los requisitos, no le han expedido su licencia de conducción.

 
Juan José Florian

La nueva víctima de la tramitomanía es el soldado Juan José Florián, quien sufrió graves heridas en un ataque con explosivos de las Farc, en el que perdió sus dos brazos, una pierna y la visión en un ojo.

Fue hace 5 años, en su casa en el Meta.  Luego de un duro proceso de rehabilitación logró recuperarse y actualmente es un nadador paralímpico, estudia una carrera profesional y trata de vivir una vida normal.

Según Noticias Caracol, Florián logró pasar el curso de conducción y tiene su vehículo acondicionado para poderlo manejar, conforme las normas de Tránsito previstas para personas con discapacidad.

Sin embargo, para que le expidan el pase requiere de la toma de unas huellas dactilares que por su condición de discapacidad son imposibles.

Y en las oficinas  las que acude no le dan razón, pues lo envían de despacho en despacho tras certificaciones que no le expiden.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: