El encuentro se produjo en La Habana, el 23 y 24 de octubre. Se escucharon y revisaron las propuestas “para revisar y enmendar el Acuerdo Final de Paz, atendiendo a las observaciones públicas que han formulado distintos sectores cristianos”, dice un comunicado conjunto difundido por la congresista.

Los puntos en que concordaron cristianos y Farc, y que deberán ser llevados por la guerrilla ante el Gobierno para su análisis y posible incorporación al Acuerdo, son los siguientes:

  1. Una redacción que constituya criterio de interpretación en relación con el “enfoque de género” bajo el entendido de que se refiere a la reivindicación y protección especial de los derechos de la mujer como víctima principal del conflicto y como protagonista esencial en la construcción de la paz.
  2. Sobre el “enfoque de género” de los Acuerdos se sentarán los elementos suficientes que permitan después, por instancias públicas o privadas, interpretaciones inequívocas respecto al concepto de la familia señalado en el artículo 42 de la Constitución Política.
  3. Los planteamientos referidos a la no estigmatización y a la no victimización de cualquier población vulnerable, redactados en el Acuerdo, deben armonizar con la libertad de conciencia, la libertad religiosa, el derecho a la autonomía educativa de las instituciones, y con el derecho de los padres de familia a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores.
  4. El Acuerdo deberá incorporar entre las víctimas del conflicto, el reconocimiento y visibilizarían de quienes fueron víctimas en razón de sus creencias religiosas, particularmente de los pastores y comunidades cristianas.
  5. Deberán reconocer a las iglesias cristianas entre los actores de la reconciliación para la paz, posibilitando su participación dentro de las etapas de la implementación de los Acuerdos.