Incriminar por corrupción a la justicia sería el camino para evadir la ley

Esa sería la estrategia del exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, para demostrar en EE.UU., que, en Colombia, no hay garantías para él.

Gustavo Moreno y Alejandro Lyons
Gustavo Moreno y Alejandro Lyons| Semana y La Silla Vacía

Por lo tanto Lyons, que está investigado por el desfalco a la salud de ese departamento por 44.000 millones de pesos, y recientemente incriminó al exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, de recibir sobornos para favorecer su caso en Colombia, se quedaría en Estados Unidos, en calidad de testigo, y sin posibilidad de que retorne al país para responder ante la justicia.

Esa es la tesis que el analista político Carlos Suárez, abogado y bloguero de La Silla Vacía, dice que está detrás del sonado espectáculo del exfiscal Moreno que llegó a la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía luego de ser abogado de políticos corruptos y de ser el “tinterillo de la mediocre clase que se ha tomado el poder judicial con magistrados que han superado todos los estadios de corrupción; desde el carrusel de los nombramientos hasta el testaferrato procesal”.

El artículo continúa abajo

De hecho, dice Suárez, el exfiscal Gustavo Moreno, que está solicitado por un tribunal federal de Estados Unidos, ha sido el preferido de magistrados de la Corte Suprema como Francisco Ricaurte, Leonidas Bustos, Ruth Marina Díaz, entre otros.

“Ya Lyons demostró su astucia como abogado, entregó a las autoridades a Gustavo Moreno de la mano de agencias de investigación norteamericanas y, con ese insumo, sustentará un asilo que seguramente no le será negado. Fácilmente podrá demostrar ante un juez de Estados Unidos que entregó al Jefe de Fiscales que lo está investigando y que la rama judicial, esa misma de la que es testaferro el abogado Moreno, no le garantiza un juicio imparcial”, apuntó el analista Carlos Suárez.

“Actué de buena fe”: esposa de Gustavo Moreno

En entrevista con la revista Semana, Carolina Rico, esposa del exfiscal Moreno aseguró que ella actúo de buena fe al recibir los dólares que le dio su compañero, reiteró que no vio en qué momento el exgobernador Lyons y Gustavo Moreno se reunieron en Estados Unidos y que el patrimonio familiar fue adquirido lícitamente.

Sobre Rico recaen sospechas por su pasado judicial. Estuvo detenida en la cárcel El Buen Pastor bajo el cargo de narcotráfico cuando descubrieron un kilo y medio de cocaína entre su equipaje antes de abordar un vuelo a Europa, pero quedó libre tras inculpar a su abuela recién fallecida. Gustavo Moreno fue su abogado defensor.

Rico dijo a la revista:

“Mi abuelita en ese momento tenía unos 89 años si no estoy mal (…) Mi papá va a la clínica, mi abuelita le pregunta cómo llegué (a Francia), él le cuenta que estoy detenida y mi abuela muere esa tarde, impactada por la noticia de mi detención. Murió de un paro respiratorio. Fue terrible para todos”.

Al menos esa es la versión que se conoce hasta hoy.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error