Conmovedores testimonios de cómo ‘paras’ violaban colegialas con ayuda de rectora

En las declaraciones también cuentan cómo los paramilitares reclutaban alumnos, mataban gente y la enterraban en un colegio de Santander.

 
Pantallazo video HSB.

Todo sucedió en el colegio Nuestra Señora del Rosario, del municipio de Charalá, entre 2001 y 2003, cuando Inés Gutiérrez era la rectora.

Así se conoció este sábado tras la captura de Gutiérrez, a quien acusan de ayudar a ‘paras’ a abusar de alumnas y facilitar reclutamiento de estudiantes para “crear un frente armado ilegal con jóvenes” que operaría en la frontera con Venezuela” (alcanzaron a reclutar 214 menores, pero se desconoce cuántos de dicho colegio), informó Semana.

Ese medio también reveló testimonios que víctimas (alumnos que hoy ya son mayores de edad) han puesto en la Fiscalía. Una de las afectadas contó que las reuniones en las que los obligaban a volverse paramilitares se pactaban en los salones del colegio, y las labores que debían hacer al salir de clase iban desde ser ‘niñas de compañía’ hasta guardias:

Un día salí del colegio, un tipo uniformado me salió al paso, me dijo que lo acompañara y en un salón del colegio me dijo que tenía que trabajar para ellos o no volvería a ver a mis padres. Me tocó hacer de todo y hoy tengo una herida mental que nunca se me va a quitar”.

También le puede interesar:

Con esos testimonios, y los de exparamilitares que hacen parte de Justicia y Paz, la Fiscalía también conoció que entre la rectora y el grupo ilegal financiaban bazares y reinados en los que ponían a alumnas entre 12 y 16 años a desfilar frente a jefes paramilitares como alias ‘Víctor’, ‘Julián Bolívar’; ‘Ernesto Báez’ y ‘Alfonso’, y ellos luego se llevaban a sus campamentos a las menores que más les gustaban.

Sin embargo, no siempre las alumnas eran trasladas y prostituidas en campamentos, sino en la casa del lado del colegio que, al parecer, era de la rectora, y a la que también llevaban niños, añadió la revista:

Los paramilitares obligaban a los menores a que los acompañaran en todo momento y abusaban de ellos cuando los emborrachaban o mediante amenazas de muerte. Nunca presentaron las denuncias debido a que la población era muy pequeña y temían por su vida”.

Los abusos sexuales a las alumnas también tuvieron lugar en la propia rectoría del colegio, aseguró la Fiscalía, según Noticias Caracol:

Se gestó una alianza entre la rectora y su esposo, un exconcejal del municipio de Charalá, quienes permitieron consciente y voluntariamente que las autodefensas ingresaran a las instalaciones del colegio y ‘atendieran’ en la misma rectoría a las niñas que les llevaban a los comandantes e integrantes de las autodefensas para que, incluso, fueran abusadas ahí”.

También le puede interesar:

Además de ser investigada por concierto para delinquir, secuestro agravado, acceso carnal violento en persona protegida, esclavitud sexual, desplazamiento forzado, acto sexual abusivo y reclutamiento ilícito, Semana conoció que a la rectora y a su esposo, Luis Moreno, los investigan por homicidio: “La pareja acusó a una persona del pueblo como colaborador de la guerrilla, por lo que fue asesinado por los ‘paras’”:

La víctima fue enterrada en un jardín del colegio y fue descubierta por lo estudiantes cuando una parte del cuerpo salió a la superficie. Los paramilitares fueron los encargados de desaparecerlo y de esto nunca tuvieron conocimiento las autoridades”.

Cabe mencionar que, pese a que la investigación señala que más de 200 menores habrían sido reclutados entre 2001 y 2003 en Santander, la Fiscalía hasta el momento solo tiene documentados 25 casos y 14 personas judicializadas, puntualizó el noticiero.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: