Trump puede distraer con ataque a Siria y 4 opiniones más para que forme la suya

Pulzo le recomienda algunos de los columnistas más destacados del día en los principales medios nacionales e internacionales.

Manifestación contra la guerra en Siria
Manifestación contra la guerra en Siria| Getty Images

Ataque a Siria puede ser una distracción a los problemas de Donald Trump en Estados Unidos

Sabina Cobo considera que la “rápida reacción” del presidente estadounidense ante el presunto ataque químico del régimen sirio busca distraer a “la opinión pública tras sus primeros fallidos meses de gobierno”.

Más allá de los juegos políticos que estamos presenciando, hay un pueblo que sigue en un grave peligro”.

La columnista de El Nuevo Herald expone las reacciones del bombardeo tanto dentro de los Estados Unidos como de la comunidad internacional, y concluye que “el acto puede deteriorar aún más la relación entre Rusia y Estados Unidos”, toda vez que el gigante europeo tiene en Siria su mayor base fuera de su territorio.

“Ya estamos cansados de tragedias que pudieron haber no sido”: Marcela García Caballero

“Tuvieron que morirse 300 personas y tuvo que borrarse del mapa una parte la ciudad para que hoy estuviéramos ayudando a enmendar errores de muchos años”, reflexiona la columnista de El Heraldo sobre la tragedia de Mocoa:

El artículo continúa abajo

Le quedamos mal a Mocoa cuando no se escucharon las alarmas ambientales. Le quedamos mal a Mocoa cuando nadie les paró bolas con su ‘trampolín de la muerte’. Le quedamos mal a Mocoa por no haber sabido darles eco a sus desgracias”.

García Caballero resalta que “como Colombia lleva tanto tiempo quedándole mal a los habitantes del Putumayo”, la falta de infraestructura vial del Putumayo hace todo “doblemente complicado”, y concluye que hay que reconstruir “lo que nunca estuvo bien construido”.

Colombia debe aprovechar la tecnología para domesticar a la élite política

En su columna del diario caleño El País, Gustavo Duncan explica que el invento de la democracia logró obligó a las clases dirigentes a “moderar sus ambiciones y su codicia” para competir por los votos de los ciudadanos, y la tecnología ha permitido ejercer una mayor vigilancia sobre sus actuaciones.

“En Colombia, donde ese tipo de invenciones de autocontrol suelen llegar tarde, ya han hecho mella las tecnologías sobre los dirigentes”, postula Duncan, recordando los casos de Ernesto Samper con el proceso 8.000, Álvaro Uribe y su foto con la ‘monita retrechera’, y más recientemente el coscorrón de Germán Vargas Lleras y el Porsche del exgobernador de Santander, coronel Hugo Aguilar.

El columnista agrega que, si bien está comprobado que las tecnologías hacen su parte, la sociedad debe hacer la suya sancionando los malos comportamientos de sus dirigentes, pero “hasta ahora muy poco ha pasado con el coscorrón de Vargas Lleras y el Porsche de Aguilar”.

Además de Mocoa, hay que arreglar el alma de muchas personas

Así lo asegura José Noé Ochoa en su columna de El Tiempo, en la que menciona varios episodios sucedidos en las últimas semanas y que evidencian, según él, que hace falta “aliviar el alma y fortalecer la mente de muchas personas”.

Por ejemplo, recuerda las manifestaciones del uribismo del primero de abril, en la que, literalmente, casi linchan a dos periodistas que, pese a que marchaban contra la corrupción, fueron sacados a empellones:

En esas marchas no salió a caminar la tolerancia, pues no estaba cuando dos valientes periodistas, Daniel Samper Ospina y Vladdo, con pleno derecho, iban a condenar la corrupción de todos lados, pero los insultaron y casi los cogen a patadas en las turbas. Qué vergüenza cómo los políticos utilizan al pueblo, que aún les marcha. Y qué peligro”.

También menciona el lamentable episodio de un senador uribista que afirmó que la avalancha de Mocoa había sido provocada por las Farc. “¡Qué pena! Ojalá se confiese esta Semana Santa”, afirma.

La libertad de prensa sufre las consecuencias de la violencia en el poder

Así lo afirma El Espectador en su editorial, en el que critica el hecho de que el periódico Norte, de Ciudad Juárez, en México, tuviera que ser cerrado por miedo.

Cuando, por el miedo, se silencia una voz, pierde el mundo entero”, dice el diario.

La muerte de una colaboradora del diario precipitó su cierre. Sin embargo, ese caso no fue aislado: México es un país “hostil” para ejercer el periodismo. No en vano, 102 comunicadores han sido asesinados en ese país desde 2000.

Por eso, el diario capitalino recuerda el peligro que había al ejercer el periodismo en las épocas de auge del narcotráfico, de manera que expresa su solidaridad con el medio mexicano y afirma:

La prensa libre, pese a todos los errores en los que caemos los medios de comunicación, es uno de los pilares que permiten tener una democracia robusta y hacerles vigilancia a los poderosos”.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error