A Santos se le terminó la milimetrada política, y más opiniones del día

Lo que resta del mandato al presidente colombiano, su posición frente a Venezuela y los cómplices en Colombia del régimen chavista.

Juan Manuel Santos
Juan Manuel Santos| AFP

A Santos se le terminó la milimetrada política

Y tendrá que apelar, en lo que resta de su presidencia, a los cánones del buen gobierno si quiere, realmente, pasar como el mejor presidente en la historia de Colombia, dice el editorial de El Tiempo. Lograr la paz y el desarme de las Farc debería bastarle, pero el país aún tiene grandes necesidades sociales y económicas.

Depender menos del petróleo, alejar los fantasmas de los escándalos de corrupción que ha afectado a su gobierno, superar algunas reticencias políticas en el Congreso para consolidar la paz, y agrega lo siguiente:

“Una acertada puesta en práctica de los planes de desarrollo, con enfoque territorial, será también efectivo antídoto contra males cuyo diagnóstico hoy es francamente preocupante y deberá evolucionar en sentido positivo”.

“Por último, ejercer un liderazgo claro y efectivo, que permita que la comunidad internacional contribuya de modo decisivo en la urgente búsqueda de una solución de la gravísima crisis venezolana, debe ser visto por Santos como una oportunidad para comenzar a perfilar el futuro que le aguarda como nobel de paz una vez entregue el cargo el 7 de agosto de 2018”.

Lo que pasa en Venezuela escapa a cualquier teoría política

La exministra Cecilia Álvarez, en su columna de El Tiempo de este domingo, recorre varias teorías políticas para tratar de explicar la compleja situación por la que pasa Venezuela. Pero sin importar desde donde se enfoque, lo del vecino país es indefendible a la “luz de los derechos humanos” o de la soberanía del pueblo.

“Lo de Maduro no es ninguna invitación al pueblo a un nuevo origen, a autodeterminarse, a crear nuevos rumbos y destinos para su bienestar. Lo de él es un desafío a la voluntad del pueblo, con el único objetivo de perpetuarse en el poder. Por eso, independientemente del número de votantes, la asamblea constituyente de Maduro no tiene legitimidad alguna, porque no busca lo más preciado de la política de lo extraordinario, que son nuevos orígenes para mejorar la vida de una nación”.

Los cómplices de Maduro

Mauricio Vargas apela a la lista de quienes han mantenido una posición de neutralidad “que es mera complicidad” con el régimen de Nicolás Maduro. Señala que para empezar, al presidente Juan Manuel Santos quien “prefirió mirar para otro lado mientras el régimen de Caracas subía a diario la apuesta en destrucción de la democracia y violación de los derechos humanos”, aseguró en su columna de El Tiempo.

“Aun después de que Maduro ya no significara nada para el proceso con las Farc, el mandatario colombiano siguió jugando al avestruz. Reaccionó tarde y carga esa culpa”.

Y continúa su diatriba contra personajes como el expresidente Ernesto Samper, el español José Luis Rodríguez Zapatero y hasta el papa Francisco.

“Lo de Zapatero es el típico caso de buenas intenciones que pavimentan el camino al infierno. En cuanto al Papa, su silencio –tímidamente roto el viernes– indigna incluso entre sus compatriotas. El columnista de Clarín de Buenos Aires Ricardo Roa escribió el martes: “El Papa, que forjó fama de hablar contra los poderosos, no habla de Venezuela (…). Es un silencio estruendoso. Es un silencio que lastima””.

La reforma tributaria de Trump: un oscuro escenario que castigará a los que menos tienen

El economista Joseph Stiglitz explica lo mal que la van a pasar cerca de 32 millones de estadunidenses cuando el paquete de reformas planteadas por la administración de Donald Trump empiece a hacer estragos en la economía de ese país.

El Espectador reproduce la columna del Nobel de Economía 2001 advierte que en Estados Unidos  “habrá ganadores y perdedores”. Pero sin importar quien esté de un lado o del otro, las empresas, hasta las más pequeñas del país, no buscan exenciones tributarias por productividad o innovación, sino por cabildeo.

“La mayoría de los economistas estaría de acuerdo en que la actual estructura tributaria de Estados Unidos es ineficiente e injusta. Algunas empresas pagan una tasa mucho más alta que otras. Quizás las empresas innovadoras que crean empleos deberían ser recompensadas, en parte, mediante un recorte de impuestos. Sin embargo, el único discurso o argumento para obtener exenciones fiscales parece ser la efectividad de las exhortaciones que presentan los grupos de cabildeo”.

Chávez no fue un segundo libertador sino un chafarote experto en bravuconadas y arbitrariedades

Ramiro Bejarano dice en su columna de este domingo en El Espectador que todo aquel que se mantenga neutral frente a la crisis en Venezuela, está tomando partido de alguna manera. Y resume así la situación:

“El populismo chavista sacó a los militares de sus guarniciones y los resultados están a la vista. Maduro, un personaje tiránico de precarias entendederas, hoy es reo de generales y coroneles que respaldan ciegamente su régimen, sin advertir que se está quedando sin pueblo y solo en el concierto de las naciones”.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error