Colombia no es un país de mierda y 4 opiniones más

Pulzo le recomienda algunos de los columnistas más destacados del día en los principales medios nacionales e internacionales.

 
Caño Cristales
Caño Cristales / Colombia.co

Así lo afirma el periodista Felipe Zuleta Lleras en su columna de El Espectador basado en publicaciones hechas por la prestigiosa revista The Economist que calificó a Colombia como el país del año, por encima de Canadá.

Recuerda como unos amigos gringos mostraron su interés en viajar a Colombia recomendados por varios medios internacionales que fomentan el turismo:

Por ejemplo, Lonely Planet, una página reconocida mundialmente sobre temas de turismo, habla de las maravillas de Colombia y las razones por las cuales recomendó al país, después de Canadá, como uno de los mejores sitios para visitar”.

Algo bueno está pasando en Colombia desde que las cifras de ocupación hotelera rompieron todos los récords en diciembre y demuestra que el país está de moda, concluye Zuleta.

Como latinos más nos vale no subestimar a Trump

Hemos recibido apoyo de Estados Unidos y producimos coca, una fórmula perfecta para estar en el radar del nuevo mandatario de ese país, señala Cecilia López en su columna de El Tiempo.

Trump ya había logrado despertar un odio del llamado ‘Poder Blanco’, que hace temer por lo que sucederá a todos los que no lo son, sobre todo si son inmigrantes o ciudadanos, pero descendientes de “negros”. Claramente, estos movimientos consideran que latinos, árabes y todos los demás que no son blancos tienen su dosis de negro y, por ello, se deben ir de su país”.

Se debe pensar, recomienda la exministra, cuál va a ser nuestra política con Estados Unidos porque no será suficiente afirmar, que tenemos históricamente igual relación, muy buena por lo demás, con los demócratas y los republicanos.

Acabar con la polarización no es posible, pero tampoco es deseable

Dice León Valencia en su columna de Semana, y agrega que lo que necesita el país es debatir con carácter, con argumentos, con pasión, las profundas diferencias que tenemos, para alejar el odio y la rabia de la discusión. Él asegura que así hubieran fructificado los esfuerzos para acercar a Uribe y a Santos en torno a las negociaciones de paz, el país seguiría profundamente dividido.

Ya hemos visto las enormes tensiones que han generado las discusiones de género, la despenalización del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de adopción de niños por este tipo de parejas, los derechos de los indígenas y los negros… y por supuesto la paz”.

‘Mi lucha’, de Hitler, vuelve a ser best seller

En Alemania, la noticia cultural de esta Navidad fue el éxito imprevisto de la edición crítica de este libro, que ha estado 35 semanas en las listas de los más vendidos de Der Spiegel, destaca Berna González Harbour en su columna de El País de España.

A pesar de su alto precio (58 euros) y de su enorme extensión (1.948 páginas en dos tomos) la editorial que arrancó en enero 2016 con una edición de 4.000 ejemplares que creía destinada a frikis y estudiosos ha reimprimido y vendido ya ¡85.000 copias! Las traducciones al inglés y al francés están en camino”.

La obra es considerada como la más peligrosa de la historia, un libro de culto para ultraderechistas, que Goebbels llamó “el evangelio de una nueva era” y en la que los críticos ven una caja de Pandora que no hay que reabrir jamás.

Lo que sucede en Venezuela es escalofriante

Es cierto que la clase política anterior al chavismo era corrupta en extremo y tampoco tenía mayores inhibiciones a la hora de devorar al Estado a destajo, pero al menos la democracia impedía que se traspasaran ciertos límites, indica Gustavo Duncan en su columna de El País de Cali.

El chavismo hace rato que desnudó su verdadera esencia. La intención genuina de algunos dirigentes por llevar a cabo un justo y necesario proceso redistributivo, empezando por el delirante y mesiánico Chávez, se tropezó rápidamente con las ambiciones y codicias de quienes se apuntaron en el proceso revolucionario”.

Los derroches en Venezuela recuerdan a los capos colombianos por allá en los inicios de los 80. Pero con la diferencia que en Venezuela, por culpa de esos derroches, la situación está al borde de crisis humanitaria por falta de alimentos y medicinas.

 

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: