Esta familia de delincuentes, desde hace más de 3 años, se dedicaba a comprar la información personal y datos crediticios de los ciudadanos para luego hurtar el dinero de cuentas bancarias y clonar tarjetas de crédito y débito, confirmó la Dijín de la Policía a Noticias Caracol.

A través de llamadas telefónicas, los estafadores se contactaban con sus víctimas y se hacían pasar por funcionarios de entidades financieras que ofrecían supuestos beneficios. Según las autoridades, a cambio obtenían la información confidencial que permitía cometer los robos.

Después de 3 años de seguimiento, la red criminal fue desmantelada por la Dijín, que comprobó que estos sujetos compraban los datos personales por valores de entre 500 mil y 5 millones de pesos. Lo comercializadores serían empleados estatales y de los bancos, agregó el noticiero.

Recientemente Pulzo obtuvo una grabación en la que se escucha la manera en la que una mujer intenta estafar a otra. La voz sería de una de las líderes de la banda, señaló el informativo.

Finalmente, los implicados aceptaron que se apropiaron ilegalmente de la información personal. Por las contundentes pruebas, un juez les dicto medida de aseguramiento (seis de los indiciados obtuvieron beneficio de detención domiciliaria), por los delitos de concierto para delinquir, en calidad de autor, hurto por medio informático y violación de datos personales.

A continuación, el audio de la estafa y cuya conversación puede leer a continuación:

El artículo continúa abajo

  • Estafadora: Aló, buenos días fuera tan amable la señora Claudia Macías, por favor.
  • Víctima: sí, con ella
  • Estafadora: señora Claudia me da mucho gusto saludarla, mi nombre es Carolina Pineda y me comunico de la compañía Market (…), en este momento me comunico con usted, señora Claudia, para verificar si le entregaron la información referente a la ampliación de servicios y coberturas que le entregan por manejar tarjeta crédito. Doña Claudia, ¿recibió alguna información?
  • Víctima: No, no la he recibido.
  • Estafadora: Ok, en este momento hago referencia a la señora Claudia Macías porque con documento (…) Para validar la información, al ser entrega de su portafolio preferencial, vamos a tomar la tarjeta crédito Visa o MasterCard y vamos a verificar para qué mes y año le entregaron el vencimiento del plástico. ¿Recuerda usted para qué mes y año caduca su tarjeta de crédito?
  • Víctima: ¿Pero de qué banco? Porque tengo varias tarjetas.
  • Estafadora: Hacemos validación con el Banco Popular, hacemos validación también con Bancolombia y Davivienda. No importa la entidad, sino la franquicia que usted está manejando, ¿de acuerdo? ¿Qué entidad financiera le está respaldando su tarjeta crédito?
  • Víctima: mmm… pero con ninguno de los 3 tengo tarjeta.
  • Estafadora: Bueno, en este momento señora Claudia Macías confirmamos lo que le indicaba, lo que corresponde a Colpatria, Caja Social, BBVA, City Bank, Falabella, Pichincha, Replay, todas las tarjetas de crédito que usted está manejando las respalda una entidad bancaria. Como le notifico simplemente se hace la validación con la franquicia, ¿de acuerdo? ¿Qué entidad financiera le está respaldando su tarjeta crédito?
  • Víctima: Me recuerda su nombre.
  • Estafadora: Carolina Pineda.
  • Víctima: Carolina, ¿ustedes porque usan esa forma de para robar?
  • Estafadora: en este momento señora Claudia lo que estamos haciendo es entregar una información.
  • Víctima: ¿Usted cree que yo soy tonta y me voy a dejar tumbar, entregando esa información?
  • Estafadora: ¿Qué le estoy robando? Yo no le estoy robando nada.
  • Víctima: Vea, yo lo tengo muy claro. ¿Sabe en dónde trabajo yo? Yo soy gerente del banco Davivienda… yo como gerente sé cuáles son las funciones.
  • Estafadora: Ah, sí. La felicito.
  • Víctima: No se preste para robar.
  • Estafadora: La felicito, la felicito que sea gerente de por allá. Vieja marica tan boba.