Neydid Guerra, mamá de los niños, le contó a Noticias Caracol que se separó de Monsalve en enero de este año porque él le pegaba.

El pasado sábado, el hombre se fue con los pequeños y le dijo a la mujer que los llevaría de regreso a las 9:00 a.m. del domingo.

El artículo continúa abajo

Monsalve trabajaba en una empresa distribuidora haciendo los cobros. Después de que Guerra denunció la desaparición de sus hijos, se conoció que la compañía también estaba buscando al hombre: resulta que, desde ese mismo sábado, él no regresó al sitio de trabajo, pese a que tenía que entregar 3 millones de pesos de unos cobros.

Ahora, ella clama por que Monsalve le devuelva los pequeños: “Que, por favor, me regrese a mis niños. Eso es lo único que yo le pido”, dijo ella, y agregó:

“Que se ponga la mano en el corazón. Es que yo soy la mamá, que son niños muy pequeños”.