Se ganó $ 600 millones en lotería y sus dos hijos lo mataron por el premio

La macabra historia de muerte ocurrió en Valledupar, y uno de los hermanos ya aceptó su responsabilidad. Dos personas más están implicadas.

 
Mataron al papá por premio de lotería
Captura de los hermanos Javier Medina e Ismael (amarillo). / Archivo/El Pilón

Los hechos se registraron el 17 de noviembre de 2014 dentro de la vivienda de Candelario Medina Beleño, un albañil de 63 años que gracias a un ‘golpe de suerte’ se ganó 600 millones de pesos de la Lotería de Valledupar, según informa El Heraldo.

Lo que no sospechaba el afortunado jugador es que sus dos hijos, Javier Darío Medina, de 30 años; e Ismael Antonio, de 33, estaban planeando asesinarlo por no compartir el premio con ellos.

Y así fue, pues según la investigación de la Fiscalía Javier e Ismael presuntamente contrataron a otros dos hombres para que hicieran el ‘trabajo sucio’, agrega ese medio.

La investigación encontró finalmente que los hijos del hombre estaban implicados, y fueron capturados en marzo de 2016.

Más noticias

“Este señor presentaba en su humanidad unas lesiones ocasionadas con elementos corto punzante y objeto contundente, de acuerdo a los exámenes de Medicina Legal fue una muerte violenta producto de politraumatismos severos en el cráneo y tórax”, concluyó la Fiscalía 16 seccional de Unidad de Vida de Valledupar, durante la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos, según cita El Pilón.

Para la Fiscalía hay evidencias de que en el asesinato de Candelario se emplearon palas, martillos y varias herramientas con las que el hombre trabajaba. Además, agrega ese medio, el organismo también señala por este horrendo crimen a Álvaro Javier Tapias, de 25 años, y a José del Carmen Marrugo, alias ‘Cafú’, de 30.

Casi dos años después de lo ocurrido, la muerte de Candelario se resuelve y los señalados responsables están a punto de ser condenados, ya que Javier Darío, José del Carmen y Álvaro Tapia llegaron a un preacuerdo con la Fiscalía y se declararon culpables, agrega El Heraldo.

La audiencia será el próximo 17 de febrero de 2017 y allí, según los medios citados, les podrían rebajar la mitad de la condena como beneficio por aceptar su culpa. Así las cosas, pagarían entre 17 y 25 años de cárcel.

Ismael, por su parte, no se allanó a los cargos y ahora intentará demostrar en una audiencia que no tuvo nada que ver con el asesinato de su padre.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: