Encuentran a niños perdidos, pero quedan dudas sobre su desaparición

Los menores Valeria y Tomás Guaneme López, de 7 y 10 años, habían desaparecido el lunes en la tarde.

 
Valeria y Tomás Guaneme López, niños desaparecidos en Bogotá
Pantallazo Noticias Caracol.

Los hermanos estuvieron perdidos durante más de 12 horas, luego de que salieron el lunes del colegio, y aparecieron en la tarde de este martes en una casa ubicada a dos cuadras de su residencia, indicó Noticias Caracol.

Cabe recordar que las últimas personas que habían hablado con los menores antes de su desaparición fueron la mamá, que los llamó al celular de la niña sobre las 6 de la tarde, y la madre de uno de sus compañeros de colegio que los acompañó hasta un parque que queda a dos cuadras de la casa donde viven los hermanos, contó el padre de los pequeños, Gian Guaneme, al noticiero.

También le puede interesar:

Esa declaración la dio el papá antes de que sus hijos aparecieran y en esta agregó que no se explicaba qué pudo haber pasado con sus hijos. Incluso, indicó que alguien quizás se los había llevado, pues no creía que los menores se hubieran ido por su voluntad ya que hasta su hija, en los últimos días, había estado muy feliz “porque iba bien en el colegio y este miércoles cumple años”, relató.

Las autoridades ya están investigando cuál habría sido la causa de la extraña desaparición de los hermanos, puntualizó el informativo.

Noticias Caracol entrevistó a la mujer donde los niños permanecieron todas estas horas y, sin mostrar su rostro, dijo que ella les había preguntado a los niños por los números de teléfono de sus papás pero que los menores habían dicho que no sabían.

La mujer agrega que cuando les dijo que iba a llamar a la policía, los niños se pusieron a llorar, al tiempo que decían que temían que las autoridades los enviaran al ICBF, como le sucedió a su hermana mayor.

Los muchachos le dijeron a la mujer, cuyos hijos estudian en el mismo colegio que los niños, que no tenían llaves de su casa, pero llama la atención que la mujer no haya ido con ellos hasta la casa a ver si habían llegado los padres, teniendo en cuenta que viven muy cerca.

O se generan dudas de por qué la mujer que los acogió no llamó a la policía, al colegio o a alguien idóneo que le ayudara a solucionar la situación para no exponerse a que la señalaran de secuestro.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: