Andrés Felipe Arias buscará escalar su caso hasta Corte Suprema de EE.UU.

Ese es el nuevo objetivo que se trazó la defensa del exministro de Agricultura, después de que un juez ordenada su extradición a Colombia.

Andrés Felipe Arias
Andrés Felipe Arias| AFP

El abogado David Markus, de la defensa del exministro, dijo que se le planteó al juez federal John O’Sullivan que el caso de Arias “era especial”, y anunció a la prensa, después de oír la decisión, que apelarán en por lo menos dos cortes superiores a la de O’Sullivan, antes de hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia de EE.UU., si es necesario.

Entre tanto, mientras la primera apelación es presentada, ante una Corte Federal de Distrito, y se procesa el pedido de libertad bajo fianza al nuevo juez que asignen, Arias permanecerá encarcelado en una prisión federal en Miami, manifestó a Efe Ricardo Bascuas, otro de sus abogados.

Víctor Mosquera, otro de los defensores de Arias, explicó a El Colombiano que cuentan con 30 días para apelar la decisión de O’Sullivan, y anticipó que el proceso para llegar hasta la Corte Suprema de ese país podría tardar hasta dos años más.

Preguntada por Blu Radio sobre si creía que el máximo tribunal de justicia de Estados Unidos se iba a tomar la molestia de escoger y estudiar el caso de Arias, la abogada Lauren Doyle, también del equipo de la defensa de exministro, dijo: “Esperemos que sí. Este caso es un caso tan importante por varias razones: la primera es que la corte [de EE.UU.] tiene que decidir si hay un tratado entre Colombia y Estados Unidos de extradición”.

Sin embargo, en su respuesta dejó entrever la idea de que ni siquiera para la defensa eso es claro: “Nosotros estamos confiados en que no hay tratado. Y eso es algo que se tiene que decidir. Eso es una cosa bien importante y una corte tiene que decidir eso. Porque ahora no es claro”.

La apelación y la travesía judicial hasta llegar, de ser necesario, al tribunal supremo de Estados Unidos las deberá enfrentar Arias, por ahora, desde la cárcel.

El artículo continúa abajo

Arias volvió a estar tras la rejas luego de que O’Sullivan decidiera este jueves que sí debe ser extraditado a Colombia para que pague los 17 años de prisión a que fue condenado por los cargos de peculado a favor de terceros y celebración ilegal de contratos en el programa Agro Ingreso Seguro (AIS).

Pese a la insistencia de la defensa del exministro de mantenerlo en libertad mientras apelan la decisión, el juez O’Sullivan se negó a ello, al considerar al exministro un “serio peligro de fuga” y recordar que se “había fugado de Colombia”.

Arias, que por primera vez habló en la audiencia, relató con detalles el juicio a cargo de la Corte Suprema de Colombia, que en 2014 lo halló culpable de ambos cargos y lo condenó a 17 años de cárcel y a una multa millonaria.

También detalló el proceso que siguió ayudado por la Embajada de EE.UU. en Colombia para salir del país y solicitar en 2014 asilo político en el país, pocos días antes de que la Corte Suprema de su país lo condenara.

El exministro, que por primera vez habló en la audiencia desde que se inició el proceso en agosto de 2016, cuando fue detenido en el sur de Florida, dijo que se trató de un juicio “injusto” y politizado, “sincronizado” con un proceso electoral en marcha, y enfatizó así el argumento esgrimido por su abogado Markus sobre “la corrupción y politización” de la Corte Suprema de Justicia que lo juzgó y condenó.

Markus dijo a la prensa que “no solo no hay un tratado de extradición existente entre Estados Unidos y Colombia, sino que la Corte Suprema de Colombia ha actuado de una forma muy politizada y corrupta”.

Sin embargo, el fiscal del caso, Robert J. Emery reiteró durante la audiencia que ambos delitos por los que fue condenado Arias existen también en Estados Unidos y son extraditables, al tiempo que enfatizó que es “claro” que hay un tratado de extradición en “efecto” entre ambos países.

La Fiscalía, que representa al Gobierno de Colombia, había pedido durante la audiencia la detención del exministro, de aprobarse la extradición.

La audiencia, a la que acudieron varios familiares de Arias, entre ellos, su esposa Catalina Serrano, y también el expresidente Álvaro Uribe, terminó con Arias esposado y en manos de agentes del Servicio de Marshals de Estados Unidos.

Los parientes rompieron en llanto, mientras Arias, calmado, le decía a su esposa que estuviera “tranquila”, que iba a estar bien, en momentos en que era llevado por los alguaciles.

El exministro de Agricultura fue encarcelado por primera vez en agosto de 2016 y logró salir bajo fianza tres meses después, aunque con un grillete electrónico.

Sin embargo, el juez O’Sullivan le negó esa posibilidad esta vez al señalar que había aprobado la extradición y que en un año las “condiciones especiales” para una fianza habían cambiado.

El fallo a favor de la extradición del juez O’Sullivan es el segundo en menos de un mes en Miami contra un alto exfuncionario latinoamericano, después de que el juez Edwin Torres aprobara el pasado 31 de agosto el envío del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli por los delitos de peculado y escuchas ilegales.

El exministro Arias, muy cercano a Uribe, al punto que en Colombia fue apodado ‘Uribito’, fue condenado en su país por el caso conocido como Agro Ingreso Seguro, un programa para otorgar créditos blandos a pequeños agricultores para instalar sistemas de riego, del que se aprovecharon grandes terratenientes.

Con información de EFE

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error