“Acompáñanos a hacer un trío” y otras historias de empleados de moteles

Contaron desde curiosidades de las parejas y propuestas que les hacen hasta lo más desagradable que han encontrado en los cuartos.

Imagen ilustrativa
| AFP.

Así lo hicieron, en entrevistas que les hizo Shock, donde, incluso, Andrés, uno de los trabajadores de moteles de Bogotá, confesó que le gustaba escuchar los gemidos de los clientes:

Lo interesante es ir a los pisos a escuchar gemidos”.

Ese mismo empleado relató al medio las cosas desagradables que frecuentemente encontran cuando limpian los cuartos. Afirmó que entre las más sucias está el popó:

Siempre se recogen tejidos manchados de excremento. Y uno se pone a pensar: ¿Qué hacen para terminar en eso? Pero, ¡uyyyy!”.

A esto, otras trabajadoras de moteles (Patricia, Tatiana y Malén) agregaron que también es común hallar manchas de periodo, condones “sucios y llenitos” colgando por todo el cuarto, o parejas que en medio de su ‘calentura’ empiezan a tener relaciones en el ascensor delante de todos los presentes. “Hay unas parejas que les gusta que les estén viendo hacer sus cosas”, explicó Patricia.

También le puede interesar:

Sin embargo, precisaron que las cosas sucias no solo las ven y palpan, sino que las escuchan. Por ejemplo, indicaron que hay desagradables, pero chistosas como oír a las parejas que mientras tienen relaciones se llaman: “Marica”, “zorra”, entre otros, según Patricia; o cuando al hombre que va con su amante lo llama la mujer y él le confiesa que está con la moza en un motel, pero esta no le cree, manifestó Rosa.

Los entrevistados, además, comentaron a Shock que, aunque aún es extraño ver llegar a los cuartos a parejas del mismo sexo o con una diferencia de edad muy marcada, creen que lo más raro que han tenido que presenciar —además de las diversas peleas que arman hombres y mujeres que encuentran a sus parejas con amantes en el motel, dijo Elvira— es:

Ver llegar a un hombre con dos o tres mujeres. Uno como que dice: wow”, relató Andrés.

O ver a cuatro mujeres y a un hombre”, añadió Marlén.

El día que llegó una pareja a un cuarto y la muchacha me dice dizque: ‘Acompáñanos a hacer un trío’”, puntualizó Patricia.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error