Abusador de niños en Bogotá fingió estar loco para que no lo capturaran

El hombre le aseguró a la Policía que padecía demencia y que tenía más de 100 años. Sin embargo, Medicina Legal lo descubrió en la mentira.

Abuso sexual en Bogotá
Imagen de ilustración| Policía de Bogotá

El individuo, que no fue identificado por las autoridades, había sido denunciado por familiares de un menor que aseguran que lo engañó y que lo abusó sexualmente dentro de una bodega, en el sur de Bogotá.

En medio del procedimiento de captura, indica Noticias Caracol, el sujeto intentó engañar a las autoridades.

“Finge demencia. Aducía que tenía 150 años de edad y se presentaba como un reconocido futbolista”, confirmó a ese medio el mayor de la Policía Álex Venegas, jefe de Uris en Bogotá. No obstante, un juez solicitó que Medicina Legal lo examinara, y allí se descubrió que no padecía ningún trastorno mental.

El oficial aclaró también que la forma en que operaba este delincuente era a través de las redes sociales y en la calle, en donde engañaba a sus víctimas para luego accederlas. Por eso, la Policía cree que hay más víctimas.

El último ataque del que se tiene registro ocurrió en una bodega del barrio Patio Bonito (localidad de Kennedy), en donde fue contratado para que trabajara por unos días.

El administrador del establecimiento dijo al noticiero que el día de los hechos él salió a realizar unas diligencias y dejó a su empleado solo, pero que al llegar lo sorprendió cometiendo el abuso: “Me topo con la sorpresa que el señor Martín tenía al niño con los pantalones abajo”.

El artículo continúa abajo

El señalado agresor huyó y el menor corrió en busca de la madre, que narró a ese medio cómo sucedieron los hechos.

“El niño se fue porque él (abusador) le iba a dar algo. El man bajó la reja y ahí fue cuando lo agarró y lo violó (…) Estaba llorando y asustado. Se escondió y yo no lo encontraba”, explicó entre llanto la mujer.

Si bien un juez ordenó enviar al hombre en un centro carcelario, Noticias Caracol informa que todavía sigue retenido en una URI ya que no hay espacio para recluirlo en una prisión.

Ahora, familiares buscan ayuda psicológica para tratar al menor.

En medio de esta denuncia se conoció que un juez de conocimiento de Bogotá negó la solicitud de libertad que había interpuesto la defensa de Néstor Oswaldo Ávila Novoa, un profesor de un colegio oficial del sur de Bogotá procesado por el presunto abuso de dos estudiantes menores de edad, informó la Fiscalía en un boletín.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error