4 reglas básicas para que a Venezuela le sirva la ‘lección del caballo’ y otras 5 opiniones para formar la suya

Pulzo le recomienda algunos de los columnistas más destacados del día en los principales medios nacionales.

 
A man carrying a big pan crosses the Simon Bolivar bridge that connects Colombia with Venezuela, in Cucuta, Colombia, on November 21, 2009. AFP PHOTO/Guillermo LEGARIA (Photo credit should read GUILLERMO LEGARIA/AFP/Getty Images)
infosurhoy.com
  • “La vida nos echa mucha tierra encima, todo tipo de tierra, máxime si ya estamos dentro de un pozo”.

En su editorial de este sábado en el diario El Universal, de Caracas, Paolo Montanari Tigri relaciona la crisis actual que vive Venezuela con la historia del caballo que se cayó a un pozo sin poder salir y el cual iba a ser enterrado vivo por su propio dueño. La metáfora, dice, concluye en que el caballo terminó salvándose por su propia cuenta, con ayuda de toda la tierra que le tiraron para enterrarlo vivo, pero que terminó con su luchada libertad.

Según dice, la moraleja para el pueblo venezolano de esta historia es tener en cuenta 4 reglas básicas para lograr salvarse del entierro:

  1. Liberen su mente del odio y del rencor sembrado por esa gente.
  2. Que en sus corazones no albergue nunca espíritu de venganza, porque donde hay venganza no hay ¡amor!
  3. Simplifiquen su vida y piensen solamente en Venezuela,
  4. Amen más… y acepten la tierra que le echan encima porque esa misma tierra  puede ser la solución y no el problema. Que mañana sea un día ¡mejor!
  • Lo del expresidente Lula afecta una etapa política importantísima en la historia reciente de Brasil

Además, el interrogatorio al que fue sometido el exjefe de Estado de ese país este viernes deja muy mal la imagen que tiene ese gigante suramericano en el mundo entero. Así lo afirma el editorial de este sábado del diario El País, de España, que asegura también que este episodio es demoledor para la figura del exmandatario de izquierda.

“Según la fiscalía, dos de estas empresas (involucradas en el escándalo de Petrobras) le pagaran un apartamento de tres plantas en la playa y una casa de campo. Además, costearon las reformas de las dos viviendas, el pago de electrodomésticos y muebles de lujo y el almacenamiento de enseres del expresidente por un valor que asciende como mínimo a unos 730.000 euros”, afirma el diario Español.

Y sentencia que la opinión pública tiene al frente el desmoronamiento de la clase política que marcó una época en ese país vecino. “Brasil tiene que salir del atolladero y deben ser sus políticos los que encuentren la solución”, concluye el medio.

  • En Colombia hay una crisis judicial por cuenta del tratamiento ligero del tema de la presunción de inocencia.

Así lo asegura el exembajador de Colombia en Canadá Fernando Cepeda Ulloa en su columna de este sábado en el diario El País, de Cali. Defiende la libertad como un derecho fundamental sábado y protegido por la presunción de inocencia y, aunque detalla en casos aislados a la actualidad del país, crítica los casos en los que, según él, se ha violado este mandato constitucional durante las gestiones del fiscal Montealegre y del Ministro de Justicia.

“El propio ministro Yesid Reyes, en una entrevista del 19 de octubre de 2014 habló de que había 40.000 ciudadanos presos sin una sentencia condenatoria. Monstruoso. Una sociedad de personas libres no toleraría eso. Y los hay de todas las condiciones”, afirma Ulloa.

  • El problema en La Guajira no es de falta de plata, es de abundancia de recursos

Y soporte de esta afirmación es que entre más plata haya, mayores serán las posibilidades de que la corrupción contamine a los dirigentes políticos y administrativos. Así lo asegura Carlos Caballero Argáez en su columna de este sábado en el diario El Tiempo, que asegura que ese departamento del país colapso. “La Guajira es uno de esos departamentos de Colombia en donde puede afirmarse que no hay Estado o hay un Estado fallido. Es decir, territorios en donde el Estado colapsó: en donde predominan la ilegalidad, la criminalidad y la corrupción; en donde no hay gobernabilidad ni legitimidad del Estado frente a la población; en donde se desprecian los derechos humano”, asegura.

  • Las Farc y sus amigos son los únicos que aprovechan la factura que vive la sociedad colombiana

En su columna de este sábado en el diario El Heraldo, de Barranquilla, Thierry Ways crítica la división que se evidenció esta semana cuando funcionarios del presidente Santos salieron a defenderlo vía Twitter de las acusaciones contra su gestión por parte de líderes del Centro Democrático. Todo en el marco de la captura de Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe.

“Dirán los defensores del gobierno que con el uribismo no se puede hablar, que es intransigente frente al proceso de paz y a todo lo que se discute en La Habana. No lo es del todo: hasta el mismo Uribe ha aceptado flexibilizar la justicia y crear zonas de concentración para la desmovilización de la guerrilla”, afirma Ways.

En su texto, además, increpa a los gobernantes para que escuchen a la sociedad, entre otras cosas, porque está desmoralizada y angustiada. “¿No creen que ese pueblo es más merecedor de su empeño y atención que los bandidos de La Habana?”, cuestiona.

  • Con la muerte de Umberto Eco, el mundo perdió el oráculo máximo de la semiótica

Como pocos tenía la capacidad de desarrollar como se debe la llamada ‘matemática del verbo’, un lenguaje particular que informa a todas las ciencias. Así lo describe Julio César Londoño en su columna este sábado en el diario El Espectador y, pese a que la muerte del escritor italiano fue en febrero pasado, destaca la gran herencia que le dejó al mundo.

“Sus columnas (las de Eco) las reproducían 47 diarios del mundo en 14 lenguas y en todas eran inteligentes, informadas y rezongonas. Como todos los intelectuales de la historia, desde Platón hasta Adorno y Vargas Llosa, Eco encontraba idiota el mundo y temía que la humanidad naufragara en cualquier momento el mar de lentejuelas de la frivolidad”, afirma Londoño, y sentencia que nadie será como Eco, entre otras cosas, porque “su locura” era única.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: