En el primer hecho, Camilo Andrés Castilla, de 5 años, tocó una extensión eléctrica que previamente su madre había usado para conectar una plancha de pelo, informó Noticias Caracol.

Alicia Bohórquez, abuela del niño, relató al noticiero lo sucedido en su casa, en el corregimiento de Bayona:

Él abrió la nevera para sacar agua. Cuando lo hizo, el cable se le vino encima y él trató como de ocultarlo para abrir bien la nevera, [ahí fue] cuando quedó ‘pegado'”.

Los familiares del menor aseguraron a ese medio que el descuido de la mamá, de 19 años, fue determinante para que el menor muriera. Señalaron que la joven lo dejó solo en la casa por irse a una fiesta y que no se percató de recoger el cable.

El artículo continúa abajo

El otro caso se registró en el municipio de María la Baja, cuando un niño de 1 año y 3 meses tocó el cableado del ventilador. Sus familiares también lo habían dejado solo en la casa, indicó Noticias Caracol. Sobre este hecho, no se conocen más detalles.

Estas tragedias en Bolívar se unen a la de un joven de 23 años que igualmente murió electrocutado en ese departamento.

De acuerdo con el noticiero citado, el hecho ocurrió cuando la víctima intentaba alcanzar mangos de un árbol con una vara metálica. En ese momento, tocó varios cables de alta tensión y falleció.

El joven era estudiante de odontología y su sueño, según dijo su padre, era especializarse en Canadá.