Trump y Clinton pierden en Wisconsin en elecciones primarias

Sus principales rivales, Ted Cruz y Bernie Sanders apretaron la carrera presidencial en Estados Unidos.

 
www.chicagotribune.com

Ted Cruz, campeón del movimiento ultraconservador Tea Party, derrotó fácilmente a Trump en la contienda republicana, mientras que el senador Bernie Sanders le infligió a Hillary Clinton su sexta derrota en las últimas siete primarias demócratas.

El fracaso es una contrariedad para Clinton pero es más problemático para Trump, que ve complicarse su aspiración de alcanzar los 1.237 delegados necesarios para asegurar la nominación del partido Republicano antes de la convención partidista, en julio en Cleveland.

Si el millonario no logra ese “número mágico” antes de las últimas primarias del 7 de junio, la investidura sería determinada por el voto imprevisible de los delegados durante la convención, quienes podrían votar según sus preferencias y no en función del resultado de las primarias.

“Esta noche es un punto de inflexión”, dijo Cruz ante sus seguidores en Milwaukee, la ciudad más grande del estado. “Tenemos una opción, una opción real”, afirmó.

Sea antes de Cleveland o en la convención de Cleveland, juntos vamos a ganar la mayoría de los delegados y juntos vamos a derrotar a Hillary Clinton en noviembre”,

dijo el senador republicano.

Cruz ganó a lo grande, con una ventaja de más de 20 puntos sobre Trump según las primeras estimaciones de los canales de televisión, y se encamina a llevarse la mayor parte de los 42 delegados republicanos repartidos en Wisconsin.

El triunfo en Wisconsin, la única contienda de la noche, debe garantizarle al senador por Texas un importante impacto político y mediático, con miras a las cruciales primarias de Nueva York, en dos semanas, en la que Trump parte como favorito.

Pero en la práctica, no le será suficiente para cerrar la brecha que mantiene el empresario en la carrera por la investidura del partido: antes del martes, Trump acumulaba 740 delegados, Cruz tiene 474, según CNN.

Pero es un golpe al halo de invencibilidad de Trump, el impredecible candidato que cabalga sobre una ola de rabia en el electorado contra la clase política.

En un agrio comunicado, la campaña de Trump denunció una “arremetida” del “establishment” del partido republicano, acusando a Cruz de ser un “caballo de Troya” usado por los dirigentes para “robarle la nominación”.

El “momentum” de Sanders

Del lado demócrata, Sanders obtuvo una clara victoria sobre Clinton, la sexta después de siete contiendas en dos semanas. En esos estados el electorado blanco era proporcionalmente mayor que en el sur, donde la minoría negra le había otorgado amplios triunfos a la exprimera dama.

El senador de 74 años celebró esa secuencia de victorias declarando que el “momentum” estaba de su lado.

“Tenemos un camino a la victoria, un camino a la Casa Blanca”, afirmó en Laramie, Wyoming, donde tendrán lugar “caucus” (asambleas electorales) demócratas el sábado.

Según resultados parciales, el aspirante demócrata obtendría más de 56% contra 44% de Clinton en Wisconsin. Los 86 delegados demócratas serán repartidos de manera proporcional.

Clinton había efectivamente reconocido la derrota hace días, al decidir concentrar su presencia en Nueva York, donde fue senadora entre 2001 y 2009. Marcha con una amplia ventaja en ese estado, que vota en dos semanas, así como en Pensilvania, que va a las urnas una semana después.

Antes del martes, Clinton marchaba a la cabeza con 1.742 delegados frente a 1.051 de Sanders, incluyendo a los “superdelegados”, funcionarios partidarios y legisladores que tienen asegurado su derecho a votar en la convención.

El umbral para garantizar la nominación demócrata es de 2.383 delegados.

Pero Sanders tiene la campaña mejor financiada: en marzo recibió 44 millones de dólares contra 29,5 millones para Clinton.

Aún un obstáculo judicial podría alterar el curso de la contienda demócrata: el FBI continúa su investigación sobre el uso exclusivo por Hillary Clinton de un sistema de mensajería privada cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Sanders y Clinton debatirán nuevamente el 14 de abril en Nueva York.

Con AFP.

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: