El hecho se registró el pasado 22 de enero en Maryland (EE. UU.), informó CNN. Al llegar al lugar, los paramédicos cortaron la tabla con una sierra para poder ingresar al menor a la ambulancia. La pieza de madera quedó en 60 centímetros.

Darius fue trasladado de urgencia en helicóptero al Hospital John Hopkins, en Baltimore, donde lo atendió el doctor Alan Cohen. El médico aseguró a la cadena de noticias que la lesión en el cráneo hubiera podido ser “catastrófica” y que el niño estuvo “a un milímetro de morir desangrado”.

El artículo continúa abajo

La cirugía para retirarle el tornillo a Darius fue un éxito y fue dado de alta el pasado jueves, justo cuando cumplió sus 13 añosEn entrevista con Fox 28, Cohen aseguró que usaron piezas de titanio para reemplazar las partes del cráneo que le quedaron perforadas al menor.

CNN señaló que los médicos le guardaron la pieza de metal como recuerdo y, además, le dieron un regalo por su día especial.