Hallan muerto en su celda a sirio sospechoso de planear atentado en Berlín

"Jaber Al Bakr se dio la muerte en la enfermería de la cárcel de Leipzig", indicó en un comunicado el gobierno regional de Sajonia.

 
Sirio
Jaber Al Bakr / HO / Landeskriminalamt Sachsen / AFP

Según la edición digital del diario Bild, el sospechoso, encarcelado el lunes en la ciudad sajona, apareció ahorcado en su celda de la enfermería, lo que desató una polémica sobre sus condiciones de detención.

“Estoy increíblemente conmocionado y absolutamente estupefacto porque se haya podido producir esto”, declaró su abogado de oficio, Alexander Hübner, a la edición digital de la revista Focus, y calificó lo sucedido de “escándalo judicial”.

Los responsables carcelarios estaban al tanto de la tendencia suicida de su cliente, precisó el abogado, y subrayó que observaba una huelga de hambre desde su encarcelamiento y había intentado electrocutarse.

Según Bild, su celda se controlaba cada hora.

¿Cómo es posible que alguien que se supone vigilado de forma permanente pueda aparecer colgado?”, preguntó Tobias Lindner, del partido ecologista alemán.

Un representante del partido socialdemócrata, miembro de la coalición gubernamental, Niels Annen, dijo que estaba “anonadado”.

Acusan a los sirios que lo entregaron

Jaber Albakr, de 22 años, fue entregado a la policía la noche del domingo al lunes por tres compatriotas suyos que lo habían alojado antes de darse cuenta de quién era y denunciarlo.

Según Bild, el sospechoso declaró en los primeros interrogatorios que esos tres refugiados sirios estaban al corriente de su proyecto de atentado.

No obstante, las autoridades se muestran prudentes ante estas acusaciones y no excluyen un acto de venganza contra los tres sirios considerados unos héroes por todo el país desde el pasado lunes.

La canciller Angela Merkel les felicitó y varias voces han pedido que sean condecorados o se les conceda la nacionalidad alemana.

Más noticias

Vigilado desde hacía un tiempo por los servicios de información interior, Jaber Albakr logró huir la mañana del sábado de su piso de Chemnitz, ciudad vecina de Leipzig, en el Estado de Sajonia, cuando la policía se disponía a detenerlo. Esta fuga desató una primera polémica.

A pesar de un tiro de advertencia de las fuerzas policiales, el hombre logró darse a la fuga y pasaron 48 horas antes de que fuera descubierto.

Las fuerzas del orden habían encontrado 1,5 kg de explosivo en la vivienda que ocupaba en Chemnitz. Según los primeros elementos de la investigación, estaba a punto de cometer un atentado en un aeropuerto berlinés por cuenta de EI.

Estaba en condiciones de pasar al acto “esta semana”, indicó el patrón de la información interior, Hans-Georg Maassen, al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung fechado este jueves.

Según el semanario Der Spiegel y el diario Die Welt, Albakr pasó “varios meses” en Turquía, país del que regresó “a finales de agosto” con “gran cantidad de dólares en billetes de banco”.

Con información de: AFP

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: