“Soy lesbiana y compré un arma… por si acaso”

A juzgar por esta crónica y algunos datos de las autoridades, la venta de armas en EE. UU. se disparó a raíz de la masacre en Orlando.

 
Getty

Bree Schmidt dice que aprendió a disparar a los 5 años de edad y continuó la práctica hasta los 20, pero decidió parar un día que le disparó de lejos a un gorrión y le atravesó el corazón: “Solté el arma, rompí en llanto y me prometí jamás volverle a disparar a un ser viviente… hasta ahora”, destaca el portal Vox.

La razón de volver a comprar un arma tiene que ver con que no se siente segura, y no solo por la masacre de Orlando, sino porque está cansada de que cuando va manejando, mientras la luz del semáforo cambia a verde, le griten desde otro auto cosas como “machona”, o que algún “viejo depravado” la escupa en la calle por su apariencia que no es nada femenina.

También le puede interesar:

Según un informe de la BBC, las ventas de armas en junio de 2016, comparadas con igual mes del año pasado subieron un 6,9 % para Smith & Wesson y 8,5 % para el fabricante Sturm, Ruger and Company; dicho incremento se atribuye a la masacre en Orlando.

Finalmente, Schmidt dice que no siente temor y que en Estados Unidos hay muchos Omar Mateen (el asesino de la discoteca gay de Orlando) que han sido creados por la misma sociedad estadounidense: “No se trata de islamismo extremo, se trata de hombres que son forzados a mostrar que son machos y quienes deben esconder su verdadera sexualidad. Esos son más peligrosos que los terroristas”.

Temas relacionados:

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: