Razones de "seguridad" obligaron a Donald Trump a cancelar un acto en Chicago (EE. UU.)

Altercados entre partidarios y oponentes del magnate condujeron este viernes a la suspensión a último minuto del mitin.

 
Scott Olson - Getty Images/AFP

Trump decidió suspender el encuentro después de consultar con fuerzas del orden, cuando la tensión incrementó a lo largo del día en el interior y exterior del coliseo deportivo de la Universidad de Illinois, donde se iba a realizar el mitin.

“Yo no quería que hubiera heridos. Yo me reuní con las fuerzas del orden y pensé que debíamos tomar una buena decisión de anular” el acto, “aunque nuestra libertad de expresión fue totalmente violada”, explicó Trump al canal CNN.

Su equipo de campaña había informado que el candidato, favorito a la nominación republicana, tomó la decisión “por la seguridad de decenas de miles de personas congregadas en y alrededor del coliseo” y que el encuentro sería postergado para otra fecha.

Los manifestantes, la mayoría hispanos y negros, lograron ingresar al coliseo universitario tras lo cual se registraron altercados con los simpatizantes del candidato, forzando la intervención de cuerpos de seguridad.

En el exterior del coliseo, las cámaras aéreas de la televisión local registraron empujones entre simpatizantes de Trump y los manifestantes en al menos dos lugares.

Varias personas fueron arrestadas por policías, que fueron desplegados en el lugar con en furgonetas y a caballo.

“Trump = odio” o “Trump es un payaso”, eran los mensajes en las pancartas de los manifestantes,  muchos de los cuales eran miembros del movimiento “Las vidas de negros importan” denunciando el racismo del candidato.

Sin embargo, la mayor parte de la multitud parecía a punto de dispersarse.

El canal CNN estimó que había unas 8.500 a 10.000 personas en el lugar, cuando las tensiones degeneraron en altercados entre ambos bandos.

Un llamado a golpearse

Más temprano en St. Louis, en el estado Misuri, otro mitin fue interrumpido en varias ocasiones por manifestantes. 32 personas fueron arrestadas, la mayoría liberadas poco después, en el interior de la sala de ópera, que el multimillonario había elegido para encontrarse con sus simpatizantes.

Escenas como estas son parte de los discursos de Trump quien, se divierte, burla y reprende a los perturbadores de sus actos. El 1 de febrero convocó a sus simpatizantes a “golpearse” con los manifestantes, prometiendo pagarles los gastos de abogados.

“Honestamente, es más divertido que escuchar un discurso no les parece”, dijo a su audiencia en St. Louis, mientras la policía arrestaba manifestantes.

El candidato se había defendido más temprano sobre los incidentes violentos, después de la inculpación de un hombre de 78 años, John McGraw, filmado cuando iba a atrapar a un manifestante negro, Rakeem Jones, durante un mitin el miércoles en Fayetteville, en Carolina del Sur.

Un periodista del portal Breitbart también acusó al director de campaña de Trum de haberle agarrado el brazo brutalmente el martes, al final de una conferencia de prensa. Pero el candidato republicano desmintió la versión.

Estos nuevos incidentes ocurren a pocos días del segundo “supermartes” de primarias en cinco grandes estados, donde Trump llega como favorito, aunque es criticado en el seno de su propio partido.

En rueda de prensa el viernes, Trump acusó a las personas que interrumpen sus mitin de ser violentos y deploró la discriminación de los medios.

Los candidatos demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders, denunciaron el jueves incitaciones a la violencia de Trump.

“Donald Trump: aprueba la violencia contra los manifestantes y la prensa en sus mítines, es una verdadera vergüenza”, dijo Clinton en Twitter.

“Donald Trump ha sembrado la división y ha cosechado los frutos  esta noche, fue horrible”, dijo el aspirante presidencial republicano John Kasich, gobernador de Ohio. El senador Ted Cruz, el principal rival de Trump, lo acusó de “crear un ambiente que sólo alienta este tipo de discordia violenta”.

Trump lidera la carrera por delegaciones y busca vencer a su rival Marco Rubio el próximo martes en Florida, en el estado natal de éste, y al gobernador John Kasich en Ohio.

AFP

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Comenta con Facebook: