El infierno de pastor evangélico por no abrir su iglesia en inundaciones de Houston

Joel Osteen fue confrontado por la incoherencia entre su prédica misericordiosa y el egoísmo de sus acciones.

Joel Osteen
Pastor evangélico Joel Osteen| Getty Images

El predicador es líder de Lakewood Church, una comunidad religiosa que tiene una monumental iglesia en Houston, con capacidad para 16.800 asientos y que, por diversos motivos, argumentó no haber abierto sus puestas para recibir a algunos de los más de 30 mil damnificados que ha dejado la tormenta.

Luego de mucha presión y después de estar ‘en el ojo del huracán’ (pero no de la tormenta), la iglesia finalmente se puso a disposición para ser un refugio. Después de la demorada decisión, el pastor le dijo a CNN que el espacio de su inmensa iglesia siempre estuvo disponible para todas las personas que lo requieran.

“Les estamos dando albergue a cientos de personas que han sido desplazadas por las inundaciones. Todo el día de hoy y ayer estuvimos recibiendo provisiones”, dijo.

La organización de la iglesia había publicado unas fotografías en las que aseguraba que el complejo también estaba afectado por las inundaciones, y que por eso no era posible recibir a nadie.

Sin embargo, Charles Clymer, escritor con cuenta verificada en Twitter, compartió unas imágenes de lunes pasado en las que muestra que la enorme iglesia, en realidad, se había salvado de los estragos de Harvey:

“Frente de la enorme Lakewood Church de Joel Osteen en Houston a las 11 a.m. Cerrada debido a “inundación”. La persona que la tomó (lo foto) pidió ser anónima”.

“Not Invisible de Houston está familiarizado con la Lakewood Church de Joel Osteen. Ellos tomaron estas fotos hace más o menos una hora”.

El artículo continúa abajo

Pero volviendo a las declaraciones que ofreció el pastor Osteen, estas parecen contradecirse, ya que en el noticiero de NBC admitió que en un principio no se recibieron damnificados, y lo sustentó en el hecho de que las autoridades nunca se lo solicitaron. Citado por The Huffington Post, el pastor dijo:

“Simplemente estábamos siendo precavidos, pero la principal razón es que la ciudad no nos pidió que nos convirtiéramos en un refugio en ese momento”, dijo.

El fin de semana pasado, el pastor se limitó a escribir un trino en el que les pedía a sus seguidores que oraran por los afectados:

“Victoria y yo estamos rezando por todos los afectados por el huracán Harvey. Por favor, únanse a nosotros mientras oramos por la seguridad de nuestros amigos y familiares en Texas”.

En redes sociales, varios usuarios criticaron la actitud del pastor de mantener las puertas de su iglesia cerradas. Estos fueron algunos de los comentarios:

“Si la iglesia de Joel Osteen está inundada, a lo mejor debería abrir su casa… o al menos su casa de huéspedes o su piscina”.

“Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que una víctima de las inundaciones entre a la iglesia de Joel Osteen”.

“¡Joel Osteen decide abrir su iglesia como refugio para las víctimas de las inundaciones de Houston! ¡Dios no cambió su corazón, lo hizo Twitter!”.

“Así como cuando Joel Osteen tiene una iglesia gigantesca y una casa de 10 millones en Houston, pero solo ofrece oraciones por todas las personas afectadas por Harvey”.

“Joel Osteen, por favor, busque el bienestar de la ciudad en la que está. Apoye a quienes lo han apoyado a usted”.

“¿Por qué la megaiglesia de Joel Osteen en Houston, Texas, no está abierta al público necesitado de refugio, comida y protección?”.

“¿Saben quién no ha abierto su enorme megaiglesia exenta de pagar impuestos como refugio? Joel Osteen.”.

“Joel Osteen tiene una enorme iglesia en Houston que podría ser un gran refugio”.

El martes, luego de horas y horas de recibir justificadas críticas, varios medios de comunicación compartieron imágenes de los buses que llegaban a la iglesia, luego de que el pastor permitiera que allí se refugiaran algunos de los damnificados:

El propio Charles Clymer, que publicó las imágenes de la iglesia a salvo de las inundaciones, compartió otra fotografía del edificio, ya convertido en refugio:

“Aparentemente la Iglesia Lakewood compró muchos colchones inflables y se están preparando para abrir sus puertas. Se tomó su tiempo, pero son buenas noticias”.

Sin embargo, queda en el ambiente un sinsabor por la tardía reacción, que para muchos sigue siendo egoísta, lo que termina siendo una enorme incoherencia en un hombre que habitualmente comparte mensajes en Twitter de este tipo:

“La misericordia que les muestras a los demás es la piedad que Dios te mostrará a ti”.

Además, por todo el dinero que ha ganado en su iglesia libre de impuestos, muchos consideran que el pastor puede ser todo lo exitoso que quiera, pero aún está muy lejos del testimonio de Jesús, un hombre que hizo de la inclusión y el perdón su forma de vida, como dice Steve Bramucci en Uproxx.

Otros, como Kate Bowler, en The Washington Post, dicen que en realidad Osteen representa apenas el 1 % de los cristianos, lo que queda en evidencia con la impresionante mansión en la que vive. Además, dice Bowler, le importa más la gente adinerada que la de menos recursos.

Así pues, pese a que Osteen, el pastor más popular de Estados Unidos, trató de ‘desembarrala’, su cuestionable demora puede empezar a disminuirle los seguidores. Pero eso tal vez no afecte su bolsillo.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error