Parlamento venezolano debate decreto de estado de excepción

Con esta medida el presidente Nicolás Maduro se otorga amplísimos poderes para enfrentar la crisis y contener el referendo revocatorio.

 
AFP / PRESIDENCIA VENEZUELA/

En la antesala de la discusión, el líder opositor Henrique Capriles, llamó a desconocer el decreto de estado de excepción, si éste es rechazado por la Asamblea Nacional, e insistió en convocar una manifestación el miércoles para pedir que se acelere el revocatorio.

“Si la Asamblea Nacional rechaza este decreto muy probablemente nos tocará a nosotros los venezolanos, si se insiste en la vigencia de este decreto, de hacer caso omiso a este decreto”, dijo Capriles en una entrevista radial poco antes de que comience la sesión parlamentaria.

También le puede interesar:

“Llamamos a manifestar este miércoles”, añadió. El oficialismo ya ha adelantado que prohibirá esa movilización.

La Asamblea tratará el decreto, como ordena la ley, aunque se da por descontado que lo rechazará, con lo cual la última palabra la tendrá el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al que la oposición acusa de ser un apéndice del gobierno.

El Legislativo ya había rechazado un decreto de emergencia económica dictado por Maduro en enero, pero el TSJ lo dejó en firme señalando que el control parlamentario no afecta la integridad de la medida.

El pasado viernes Maduro renovó por segunda ocasión dicho decreto y le añadió el estado de excepción por 60 días, con lo cual se arrogó amplias facultades para gobernar en materia política, económica, social y ambiental.

“Es una habilitación ilimitada a favor del presidente, cuyo poder se concentra e incrementa”, dijo el constitucionalista José Ignacio Hernández.

Entre las justificaciones, el texto publicado el lunes indica que, tras asumir el control de la Asamblea en enero pasado, la oposición pretende el “desconocimiento de todos los poderes públicos” e impulsa la “interrupción del período” de Maduro, en alusión al referendo revocatorio que promueve en su contra.

También denuncia un vínculo entre opositores y grupos criminales “financiados desde el exterior” para generar “problemas de orden público” que “justifiquen una intervención de poderes extranjeros”.

Aunque el decreto no precisa restricciones al derecho de protesta y reunión, habilita al gobierno a “ejecutar planes especiales de seguridad que garanticen el sostenimiento del orden público”.

Además, ordena a la Fuerza Armada Bolivariana y demás órganos de seguridad “garantizar la correcta distribución y comercialización de alimentos y productos de primera necesidad”, en grave escasez.

 

Mientras, para enfrentar los efectos del fenómeno El Niño, Maduro queda facultado para ajustar la jornada laboral en el sector privado, y no solo en el público, donde se redujo a dos días a la semana hasta el 27 de mayo, para ahorrar energía.

AFP

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - AFP

Comenta con Facebook: