No hubo fraude electoral en Venezuela pero sí tácticas 'raras', dice Washington Post

Una nota del rotativo capitalino asegura que el triunfo de Maduro es real; lo que no es real es la democracia de ese país.

Dictador Maduro
Nicolas Maduro anuncia su sobrado triunfo en las elecciones de gobernadores.| Getty

En las votaciones del domingo pasado para elegir a 23 gobernadores de los diferentes estados venezolanos, la dictadura de Nicolás Maduro arrasó con 17 gobernaciones, con un 54 % de la votación, reporta el ‘Post’.

El medio dice que el resultado es difícil de creer debido a la baja popularidad del hombre ‘fuerte’ del gobierno venezolano, que lleva varios años entre el 17 % y el 22 %.

Pese a que de pronto no hubo ‘fraude electoral’ como tal, el resultado de las elecciones es obvio si se considera que el mismo Estado fue el que financió las campañas de los candidatos afines al gobierno y les dio amplia visibilidad en televisión pública.

El artículo continúa abajo

Otra de las movida a las cuales el ‘Post’ le atribuye el triunfo a Maduro fue la de trasladar por lo menos un 80 % de los puestos de votación a otros puntos geográficos en la ciudad, lo que generó caos e hizo que muchos electores se quedaran sin votar.

Incluso, el medio narra que cuando los electores llamaban a una línea de atención a averiguar sobre el nuevo sitio al que debían dirigirse a votar, el sistema les tramitaba su solicitud, solo que al final sonaba una grabación en la que promocionaba al candidato del gobierno, según la zona geográfica desde donde se originara la llamada.

Dice el diario que también hubo compra de votos, actos de violencia e intimidación a los testigos de la oposición en las urnas, y empleados del sector público obligados a votar por los candidatos del gobierno mediante amenazas de retirarlos del cargo.

Adicionalmente, el gobierno le dijo a la población que podría saber si votaban mediante el sistema que les subsidia los alimentos a millones de venezolanos, a manera de amenaza, interpreta el ‘Post’.

Finalmente, el diario culpa del mal resultado para la oposición a muchos de los mismos votantes, quienes cansados de la lucha y la injusticia, decidieron no salir a votar pensando que habría un gran fraude, cosa que no ocurrió, pero sí el abstencionismo de muchos de los que quieren el cambio.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error