Según un reporte del portal Newser, Jason, un menor de 8 años de edad, estuvo a punto de morir después de caer en un lago congelado y permanecer allí durante 30 minutos.

El artículo continúa abajo

Gracias a la valentía de un alguacil de la zona,  quien se sumergió en el lago, Jason hoy sigue con vida, a lo que su padre la llama un “milagro de Navidad”. El oficial  mantiene su identidad oculta por motivos de seguridad.

Después de ser rescatado, el menor fue trasladado en un helicóptero hasta el hospital Sgt. Aaron Thompson, donde fue atendido y según reportes de NBC News, Jason se encuentra en buen estado de salud. Por otro lado, el alguacil a quien ahora lo consideran un héroe, también fue atendido y se encuentra en recuperación.

Después del dramático rescate, los padres del menor agradecieron por todas las oraciones, el apoyo de la gente y en especial al alguacil, quien arriesgó su vida por la de su hijo para que esta historia tuviera un final feliz.