La mujer estaba limpiando la mezcladora en la fábrica cuando sucedió el accidente, el pasado 20 de octubre. Los detalles del fallecimiento de la trabajadora se difundieron hasta este martes.

Quienes descubrieron lo que había pasado fueron los compañeros de trabajo de la mujer, que no la vieron en su puesto de trabajo y se dieron cuenta de que había caído, al ver que la mayor parte de su cuerpo estaba sumergido en el dulce, informa The Sun. Uno de ellos dijo:

“No lloró, no se oyó ningún otro ruido. El caramelo fue retirado del recipiente gigante y solo entonces su cuerpo fue sacado”.

El artículo continúa abajo

El caramelo fundido puede alcanzar temperaturas superiores a las del punto de ebullición del agua (100 grados centígrados). De hecho, según New York Post, la mezcla puede llegar a estar a 212 grados centígrados en su punto más caliente.

Por el momento, se manejan dos hipótesis sobre la posible causa del accidente: la primera es que la mujer pudo haber tropezado, y la segunda, que pudo haberse desmayado debido a las altas temperaturas a las que estaba expuesta, agrega Independent.

Una comisión laboral ya inició las investigaciones respectivas, y se espera que se dé a conocer un reporte a más tardar en 15 días.