Un grupo de investigadores de la Institución Carnegie para la Ciencia hizo este descubrimiento en el que se reveló que hace cientos de millones de años, el campo magnético terrestre era completamente distinto al actual, publicó ABC.

Se sabe que el campo magnético se genera gracias al movimiento del núcleo externo y, al mismo tiempo, a la pérdida de calor y a la solidificación del núcleo interno del planeta.

También le puede interesar:

Los resultados del estudio muestran que hace cerca de mil millones de años, la Tierra pudo haber pasado por una transición, desde un campo magnético fuerte, con dos polos opuestos en el norte y el sur del planeta, a un campo magnético débil, que era originado no por dos, sino por varios polos magnéticos diferentes, explicó el diario.

Peter Driscoll, que estuvo al frente de la investigación, aseguró:

Lo que encontré fue una sorprendente cantidad de variabilidad. Los nuevos modelos no apoyan la idea de un campo estable de dos polos durante todo el tiempo, muy al contrario de lo que pensábamos hasta ahora”.

Por ahora, si Driscoll tiene razón se tendría que reescribir una buena parte de lo que se sabe sobre el pasado geológico del planeta, afirma el medio español.

En efecto, los resultados tienen importantes implicaciones para la historia térmica y magnética de la Tierra sobre todo para reconstruir los movimientos continentales y los climas del pasado, concluye ABC.