Así lo aseguró el Ayuntamiento de Sevilla a La Vanguardia, y agregó que ese movimiento alertó a los oficiales. Por esta razón, comenzaron una persecución hasta que finalmente alcanzaron a una camioneta y un carro utilizado para recorridos turísticos.

Los policías inspeccionaron los vehículos y vieron que estaban cargados de una gran cantidad de naranjas que no llevaban factura, por lo que intuyeron que eran robadas. Al ser interrogados por la procedencia de la fruta, los sospechosos manifestaron que “venían de muy lejos y las habían ido recogiendo del suelo para consumo propio”, indicaron las autoridades al diario español.

Los oficiales incautaron las naranjas, así como los vehículos, y detuvieron a 5 personas. Tras una búsqueda por los alrededores, localizaron al tercer carro, también repleto de naranjas pero sin sus ocupantes, agregó el medio.

El artículo continúa abajo

Al hacer algunas averiguaciones sobre el caso, la Policía de Sevilla dio con que el dueño de un establecimiento en la localidad de Carmona había denunciado horas antes el robo de un gran número de naranjas. De acuerdo con el diario, este hecho aún está siendo investigado.

Emergencias Sevilla publicó en Twitter varias fotos donde se ven los vehículos con los 4.000 kilos de naranjas y varios usuarios bromearon con la situación. A continuación, las imágenes y algunos comentarios.