En un bus en movimiento, el hombre, que hablaba por celular, y la mujer comenzaron a discutir en la parte delantera del vehículo. En medio de la disputa, ella le dijo “¡no me importa, negro!”, lo que lo enfadó.

El pasajero se puso de pie y la retó a que lo llamara así una vez más. “¡Te estás pasando de paradero, negro!”, le exclamó y se carcajeó.

Indignado, pidió al conductor que le abriera la puerta, mientras que ella se refería a él, una vez más, como “negro”.

Cuando el bus se detuvo, el hombre le dio una bofetada y se bajó. La mujer, adolorida, se tapó la cara con las manos.

La escena fue grabada por otro pasajero que, en vez de ayudarla, se rio de ella. “No debiste haberlo llamado negro”, opinó.

El artículo continúa abajo

De acuerdo con Daily Mail, el hecho ocurrió en EE. UU., aunque no especificó en qué ciudad.

Luego de ser divulgado en redes sociales, el incidente no solo se viralizó con más de 3 millones de reproducciones, sino que generó reacciones opuestas. Algunas personas aprobaron que el hombre le pegara a la mujer debido a su comportamiento racista, mientras que otras rechazaron la agresión.