A eso de las 3 a.m., una familia canadiense de Clermont compuesta por los padres y sus dos hijos dormía plácidamente, sin darse cuenta de que sus vidas corrían peligro, informa el diario local Edmonton Journal.

El artículo continúa abajo

No obstante, la gata de la casa vio el fuego que comenzaba y de inmediato entró a la habitación principal a alertar de un mordisco a su ama, quien se levantó y junto con su familia salió de la vivienda y llamó a los bomberos, quienes a su vez no tuvieron problemas para extinguir el fuego, reporta el medio.

De todas maneras, el incendio no fue pequeño, pues la familia fue reubicada en un puesto de la Cruz Roja hasta que vuelva a ser seguro regresar a su hogar.

Por su parte, el mordisco de la gata fue completamente inocuo y no le causó heridas a su dueña.