Exempleada de Uber ‘prende el ventilador’ sobre abusos contra empleados

La firma del Silicon Valley, avaluada en US$70.000 millones, tiene una crisis interna por cuenta de denuncias sobre acoso laboral y sexual.

Uber
La empresa tiene operaciones en 70 países y en 3 de ellos ha tenido quejas por acoso.| Getty

Susan Fowler es ingeniera y solía trabajar para Uber en San Francisco, California, EE. UU. Por estos días hizo públicas algunas situaciones en su blog personal, a las que hicieron eco varios empleados que han vivido o visto situaciones similares, explica un artículo de The New York Times.

En su blog, Fowler confirmó lo que, según el ‘Times’, eran simples rumores sobre acoso sexual, comentarios homofóbicos y hasta amenazas violentas de jefes a subalternos, como uno de los gerentes, quien intimidó a un empleado con que le iba a romper la cabeza con un bate.

Fowler narra en su blog que tan solo dos semanas después de ingresar a la compañía, de la que salió el pasado diciembre y donde duró solo un año, uno de sus supervisores comenzó a enviarle mensajes por chat en los que le decía que él tenía una relación abierta con su novia y que ella sí había logrado encontrar parejas para tener sexo, mientras que él no.

Como es natural, Fowler tomó dichas declaraciones como una propuesta que nada tenía que ver con trabajo, hizo capturas de pantalla y denunció el caso al departamento de Recursos Humanos.

Hasta ahí, todo normal, pero lo que sorprendió a la ingeniera fue el tratamiento del caso por parte de la compañía, que en principio le dijo a la ofendida “que entendiera” que no lo podían reprender, pues era un trabajador que tenía buenas métricas y que además era “su primera ofensa”.

Además, a la chica le dieron dos opciones: que se cambiara de equipo de trabajo o que siguiera ahí, con la posibilidad de que al final del entrenamiento obtuviera una calificación pobre por parte de su supervisor, quien a su vez era el acosador.

Al contar esta y otras historias del año que estuvo en la compañía, otras personas elevaron sus quejas, dice el ‘Times’, lo que obligó al presidente de la empresa, Travis Kalanick, a tomar cartas en el asunto, por lo cual reunió a su equipo y les recordó los principios de la empresa.

Adicionalmente, llamó a Ariana Huffington, fundadora del Huffington Post y miembro de la junta directiva de Uber, para que le ayudara en la parte de recursos humanos, con el fin de recobrar el buen ambiente laboral.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ctrl.articles[index].author.owner.short_text}]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]}|{[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error