Escándalo de la Asamblea del Nobel de Medicina le cuesta el puesto a dos miembros

Ambos habrían recomendado a un médico italiano acusado de promover prácticas fraudulentas que le costaron la vida a 2 pacientes.

 
AFP/Karolinska University Hospital

Esta institución, que elige cada año al ganador del dicho premio, pidió este martes la renuncia a dos de sus miembros por su relación con el escándalo sobre la contratación del cirujano italiano Paolo Macchiarini por el Instituto Karolinska. 

Tanto Harriet Wallberg como Anders Hamsten fueron rectores de ese instituto, vinculado con el Nobel de Medicina, en la época en la que Macchiarini estuvo adscrito a él y al hospital Karolinska.

El médico italiano, un especialista en medicina regenerativa, es investigado por la Fiscalía sueca por posibles prácticas fraudulentas.

Un informe externo encargado por el instituto y difundido ayer acusó a la dirección del centro de contratar y renovar de forma “inadecuada” al médico, pese a las críticas de la comunidad científica, y la corresponsabilizó además de las operaciones que practicó en el hospital, en las que murieron dos personas.

Se trata de dos rectores, dos personas con funciones directivas. Basamos nuestra invitación (a dejar el cargo) en los graves fallos detectados en el informe”,

declaró a la emisora pública “Radio de Suecia” Thomas Perlman, secretario de la asamblea.

Aunque el Karolinska no elige como tal a los ganadores del Nobel, sí lo hace la asamblea de cincuenta investigadores vinculados a él, y el fallo se hace público en el salón de actos del centro.

Perlman añadió que otros dos miembros que firmaron una carta de recomendación del médico continuarán en la asamblea, aunque no descartó futuras exclusiones de otros.

La ministra sueca de Investigación, Helene Hellmark Knutsson, había anunciado ayer la destitución de varios directivos del instituto por las revelaciones del informe.

Macchiarini dirigió en 2008 el primer trasplante de tráquea del mundo en el Hospital Clínico de Barcelona y en 2011 hizo los primeros implantes de tráquea sintética, aunque abandonó estas operaciones años después por la muerte de varios intervenidos.

Médicos del Karolinska lo denunciaron en 2011 por falsificar datos en un artículo científico, lo que motivó la apertura de un expediente, pero la dirección le renovó el contrato, pese a que un investigador externo concluyó que había cometido fraude.

El ‘caso Macchiarini’ resurgió hace meses por un reportaje de la televisión pública sueca que criticaba la falta de ensayos previos y de información a los pacientes, lo que provocó dimisiones de directivos del instituto, incluido el rector, y del secretario del comité del Nobel de Medicina, además del despido del cirujano.

El presidente de la junta directiva del Karolinsja, Lars Leijonborg, también dejó el puesto hace unos días.

Tanto Knutsson como el primer ministro, Stefan Löfven, han tildado el caso de “escándalo”, al que algunos medios suecos califican del mayor en la historia de la medicina de este país y que creen que puede dañar la reputación del premio.

El ganador o ganadores del Nobel de Medicina de este año serán anunciados el próximo 3 de octubre en la sede del Karolinska.

Con EFE

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - EFE

Comenta con Facebook: