El régimen antidemocrático turco acalló la voz del periódico Zaman y condiciona la libertad de prensa

Una decisión ejecutiva el gobierno del presidente Erdogan acabó con el principal medio de oposición de ese país.

 
AFP

La policía ingresó a la sede del periódico en Estambul el pasado viernes y expulsó de allí a los periodistas, editores y demás trabajadores que se encontraban en la sala de redacción, cumpliendo una orden de expropiación emitida por un tribunal.

Al diario Zaman se le acusa de ser amigo del clérigo Fethullah Gülen, el mayor enemigo político del presidente Recep Tayyip Erdogan,  y de proteger los intereses del grupo Hizmet, señalado de ser una supuesta organización terrorista.

Turquía es un país clave para contener la crisis de los refugiados sirios en el este de Europa (se estima que al menos hay dos millones de ellos en suelo turco) y por eso la situación política interna no acapara la atención de la Unión Europea (UE), salvo en lo que concierne a los campamentos sirios.

“Sabemos que Europa tiene un enorme temor sobre los refugiados, no quieren que pasen al resto de Europa, por eso ellos están utilizando al presidente Erdogan  como garantía para mantener los refugiados dentro de Turquía”, afirmó Serkan Kökmen, vicepresidente de la Cámara Colombo Turca y profesor de historia en la Universidad del Rosario, en una entrevista concedida a Pulzo.com.

Pulzo (P): Parece que el gobierno del presidente Erdogan está decidido callar a la prensa turca, sobre todo a la que lo incomoda.

Serkan Kökmen (SK): Eso es muy preocupante porque prácticamente nos quedan solo dos periódicos de oposición; ya todos los canales y periódicos son progobernantes y eso es algo grave porque el pueblo turco ya no puede saber lo que está pasando en Turquía.

P: ¿Se esperaba que el gobierno turco tomara esta decisión?

SK: Su expropiación se esperaba desde hace rato (…) nombraron nuevo gerente, despidieron a los editoriales y a otros funcionarios, por eso las noticias que van a salir a partir de mañana no van a decir nada en contra del Presidente.

P: Desde cuándo se usa la expropiación como un arma de presión política en Turquía.

SK: Cuando el partido del presidente ganó las elecciones del primero de noviembre de 2015, lo primero que hizo fue expropiar algunas empresas y eso es increíble, porque Turquía es un país donde existe la economía libre, donde cualquier persona tiene libertad para emprender o crear empresa, pero también están expropiando a los empresarios que no están de acuerdo con la política de Erdogan.

P: ¿Turquía se acerca más hacia un régimen de estilo totalitario pese a su tradición democrática?

SK: A partir de ayer estamos en un régimen mucho más totalitario, antidemocrático y lo que quiere hacer el Presidente es ser el “único hombre” como el clásico dictador del Medio Oriente, pero Turquía no está lista para eso. Muchos jóvenes, mucha gente, muchos intelectuales están en contra, pero el Presidente no quiere ver eso y cada vez está aumentado sus presiones contra las personas que están en contra de él.

P: ¿Quién es el presidente Recep Tayyip Erdogan?

SK: El presidente Erdogan es un personaje de cambio en la política turca. Llegó al poder en 2002 porque la gente estaba cansada de la crisis económica que sufrimos en 2001 y la situación política inestable. La corrupción y los golpes de estado sacudieron la economía turca; entonces la gente votó por el nuevo partido de Erdogan. Fue primer ministro hasta el 2015, año que en el que fue elegido presidente, pero Turquía tiene un sistema parlamentario, es decir, el Primer Ministro tiene mucho más poder que el Presidente y para Erdogan eso no es suficiente y quiere cambiar el régimen teniendo todos los poderes.

P: ¿Por qué Europa parece ignorar los asuntos internos de Turquía?

SK: La Unión Europea ha garantizado 3.000 millones de euros para el gobierno turco, a cambio de mantener a los refugiados sirios. Entonces todas las cosas que suceden en Turquía (las expropiaciones de empresas, los abusos de los derechos humanos, un régimen cada vez más dictatorial) no tienen resonancia.

P: ¿Cómo están las relaciones entre Turquía y Colombia?

SK: Cada vez mejor. Colombia y Turquía  son países muy lejanos, pero también muy similares, nos parecemos bastante, y en los últimos años las relaciones son más cercanas; por ejemplo los dos países abrieron sus embajadas, primero en Turquía y después en Colombia. El 4 de mayo comienzan los vuelos directos entre Bogotá y Estambul operados por Turkish Airlines. Por otro lado, 80 colombianos han logrado becas de estudio para diferentes carreras en centros universitario del país.

Por: Javier Segura

¿Encontraste algún error?

Repórtalo aquí
¡Gracias por tus comentarios!
Lo sentimos, ocurrió un error al momento de enviar los datos.
Enviando datos ...
Ingrese su comentario

Déjanos tu datos, te contactaremos.

Ingrese su nombre
Ingrese su email Este email no es válido
¡Gracias por tu aporte!

Temas Relacionados:

Fuentes

  • - Pulzo

Comenta con Facebook: